Política 11-02-2021

​Adversarios republicanos de Trump organizan nuevo partido en EE.UU.

Decenas de exfuncionarios republicanos realizan contactos para crear un nuevo partido de centroderecha, ante el nivel de desgaste que enfrenta hoy esa agrupación política por el comportamiento del expresidente Donald Trump.

Las primeras etapas de las discusiones incluyen a personalidades vinculadas a las administraciones de Ronald Reagan, George H.W. Bush, George W. Bush y Trump, una parte de ellos exembajadores y estrategas.

Los involucrados en el proyecto consideran que su organización no está dispuesta a enfrentarse a Trump y sus intentos de socavar la democracia estadounidense, dijeron a la agencia Reuters cuatro personas involucradas en las discusiones.

Las fuentes señalaron además que grandes porciones del Partido Republicano se están radicalizando y constituyen un peligro para el sistema político del país, por lo cual esa agrupación 'debe volver a comprometerse con la verdad, la razón y los ideales fundacionales, o claramente debe haber algo nuevo'.

Más de 120 de ellos contactaron de forma virtual a través de videoconferencia el viernes pasado para discutir sobre la creación de este grupo separatista, que funcionaría en una plataforma de 'conservadurismo de principios', incluida la adhesión a la Constitución y el estado de derecho, ideas que, según los involucrados, fueron destruidas por Trump.

Evan McMullin, quien fue director de políticas de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes y se postuló como independiente en las elecciones presidenciales de 2016, dijo que fue coanfitrión de la llamada con exfuncionarios preocupados por el control de Trump sobre sus correligionarios y por el giro que dio el partido en los últimos años.

Entre los participantes de la conferencia vía Internet se encontraban John Mitnick, consejero general del Departamento de Seguridad Nacional y Elizabeth Neumann, subdirectora de personal de esa agencia federal, ambos bajo la administración Trump; así como el excongresista republicano Charlie Dent.

Esta revelación sale a la luz pública en momentos en que el exgobernante republicano enfrenta un segundo juicio político en el Senado, después de que la Cámara de Representantes lo acusó el 13 de enero de incitar a una insurrección al exhortar a miles de simpatizantes a marchar hacia el Capitolio el 6 de enero, el mismo día en que el Congreso se reunió para certificar la victoria del demócrata Joe Biden.

A pesar de las evidencias mostradas por los gerentes que actúan como fiscales, la mayoría de los senadores republicanos indicaron que no apoyarán la condena de Trump en el juicio político del Senado esta semana, para lo cual por lo menos 17 miembros del partido rojo deberán unir sus votos a los 50 demócratas de la Cámara Alta.

Fuente: Prensa Latina