Sociales 03-10-2018

"Ahora todas las cartas están sobre la mesa frente a Israel"

Después de que Rusia cumpliera con sus promesas de entregar los avanzados sistemas de defensa aérea S-300 a Siria, la situación en el país levantino se estabilizará.

De acuerdo con el director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad de Finanzas del Gobierno de Rusia, Pável Salin, son muchos los jugadores presentes en Siria y todos tienen sus intereses.

Así que ahora Rusia tendrá que "preocuparse menos por su retaguardia", puesto que después del derribo del Il-20 ruso en las costas de Siria, Moscú superpone sus intereses a la posición de Israel.

"Por un lado está la posición de Moscú que respetó la posición de Israel: firmó el contrato de entrega con las autoridades sirias en 2010 pero hasta ahora no hubo ninguna entrega por respetar la opinión de Israel", dijo a Sputnik.

No obstante, después de la tragedia con víctimas mortales, Rusia piensa ante todo en sus militares en Siria, explica el politólogo. De acuerdo con él, no cabe esperar provocaciones por parte de Israel en el contexto de la entrega de los S-300 a Siria.

La entrega se hizo de una manera tan pública precisamente por esta razón: "todas las cartas están sobre la mesa frente a Israel y los demás, y muestran con lo que tendrán que enfrentarse, así que deben calcular los riesgos".

"Creo que Israel también se preocupa por sus militares y no los someterá a riesgos innecesarios. Pero la situación es multifactorial y depende no solo de Israel que en sus acciones también reacciona a ciertos retos. Así que esto no se puede pronosticar", concluyó el experto.

Shoigú había anunciado el 24 de septiembre que Rusia iba a suministrar a Siria sistemas antiaéreos S-300, decisión que atribuyó al reciente derribo del avión de reconocimiento ruso Ilyushin Il-20 cerca de la costa siria, del que culpó a los pilotos de los cazas F-16 israelíes que estaban operando en la zona el 17 de septiembre.

El 2 de octubre el ministro de Defensa anunció que el envío de los sistemas S-300 había finalizado. En total, se entregaron a Siria 49 unidades de material militar.

Sputnik