Política 13-11-2020

Arce enfrenta tarea de reconstruir a Bolivia

El presidente de Bolivia, Luis Arce, que tomó posesión del cargo el pasado 8 de noviembre, se enfrenta al reto de prácticamente reconstruir al país suramericano tras un año de una gestión “desastrosa” del Gobierno de facto que presidió Jeanine Áñez, aseguró la analista Carla Espósito.

Entrevistada en el programa En Clave Política, transmitido por teleSUR, la socióloga boliviana Carla Espósito Guevara recordó que Arce, en su discurso de investidura, habló de tres crisis: la económica, la sanitaria y de derechos humanos.

“Tenemos un país destrozado, con cifras alarmantes, desde hace años no vivíamos una crisis como la de ahora”, dijo la también antropóloga, quien puso como ejemplo la falta de trabajo.

“Del 4 por ciento que teníamos de desempleo, pasamos al 28 - 30 por ciento de desempleo”, recalcó la experta.

Espósito Guevara dijo que, por lo tanto, existe una situación “complicada”, por lo cual al nuevo mandatario le corresponderá la tarea de reconstruir el país, comenzando con el sistema universal de salud, que desmontó el anterior Gobierno.

Sobre la ahora exmandataria de facto, Jeanine Áñez, la socióloga afirmó que pasará al basurero de la historia.

La gestión de Áñez “ha sido calificada como nefasta, tuvo ministros que condujeron masacres como Sacaba, Senkata, etcétera, y ahora ellos deberán responder a la justicia por actos criminales y de corrupción aunque algunos ya se han fugado de Bolivia", comentó.

Espósito Guevara puntualizó que un punto delicado será la relación que tendrá Arce con las fuerzas armadas, debido a la existencia aún de sectores que apoyaron el golpe de Estado del año pasado que desalojó del poder al expresidente Evo Morales.

Planteó que el parlamento podría hacer cambios dentro del alto mando militar sin dificultades, mientras que dijo que habrá de esperar cómo se da la relación entre el poder Ejecutivo y el cuerpo castrense.

La analista boliviana comentó asimismo que la derrota del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las elecciones del pasado 3 de noviembre, es un alivio para toda la región porque es la derrota de una derecha ultraconservadora apoyada por movimientos pro blancos.

Fuente: TeleSur