Sociales 24-09-2018

Argentina en huelga

Las dos vertientes en que está dividida la Central de Trabajadores de Argentina (CTA, de izquierda) comienzan este mediodía un paro de 36 horas contra la política económica del gobierno, que coincidirá con una huelga nacional de 24 horas convocada para el martes por la Confederación General del Trabajo (CGT, peronista).

Hoy agrupaciones de izquierda y varios gremios se concentraban después de mediodía en el tradicional Obelisco, en el corazón de Buenos Aires. Luego por la tarde realizarán un acto central en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede de gobierno.

El paro de las dos CTA es el aperitivo de la medida de fuerza convocada para mañana por la CGT, la central obrera más poderosa del país austral.

Mañana no habrá transporte público, aunque las seis líneas de metro y el pre-metro comenzarán la huelga hoy a las 20 locales.

Tampoco habrá clases en todos los niveles, los hospitales tendrán solo guardias mínimas y los bancos permanecerán cerrados.

Tampoco funcionarán los puertos, aeropuertos ni las gasolineras y la justicia tendrá atención parcial, así como los comercios.

El paro coincide con el viaje del presidente Mauricio Macri a Nueva York, donde se prevé que se reúna con la titular del FMI, Christine Lagarde, con quien negocia la extensión del acuerdo por 50.000 millones de dólares.

Macri intentará hoy convencer a Wall Street y el mundo financiero que las turbulencias han cesado y que su plan de ajuste tendrá éxito.

Argentina atraviesa una dura crisis económica, con caída industrial, recesión, aumento del desempleo y la pobreza, inflación de más del 40% y una corrida cambiaria que devaluó el peso en 100% en el último año.

Ansalatina