Salud 04-03-2020

Argentina y Chile confirman sus primeros casos de coronavirus

Argentina y Chile han confirmado este martes sus primeros casos del coronavirus de Wuhan. El diagnóstico de ambos es de complejidad leve. El paciente argentino, ingresado en una clínica privada de Buenos Aires, es un hombre de 43 años que viajó de vacaciones a España e Italia la semana pasada, según ha informado en una rueda de prensa el ministro argentino de Salud, Ginés González García. En Chile, también un hombre, de 33 años y médico de profesión, fue contagiado en febrero mientras viajaba por el sudeste asiático. El paciente chileno se encuentra ingresado sin síntomas y en buenas condiciones de salud en el Hospital de Talca, la capital de la región de Maule, a unos 250 kilómetros al sur de Santiago. Las autoridades chilenas permitirán esta noche a este paciente volver a su domicilio, pero el médico estará bajo vigilancia epidemiológica.

El hombre argentino comenzó a sentirse mal el domingo pasado, pocas horas después de aterrizar proveniente de Milán. Le subió la fiebre y comenzó a tener complicaciones respiratorias, por lo que se dirigió a urgencias de un hospital privado de la capital. Se le realizaron los estudios pertinentes, que este martes confirmaron la presencia del Covid-19. El paciente está aislado y su diagnóstico es leve.

“Este es un caso importado y el señor ha colaborado intensamente con todas las autoridades. Está internado, felizmente su diagnóstico es de una complejidad leve, estuvo en varios lugares de Europa, pero principalmente en el norte de Italia. Es un señor que viajó en primera clase, lo que limita los contagios cercanos”, detalló el ministro de Salud. “Desde que llegó a Buenos Aires no tuvo contacto social, él vive solo y el mismo día que llegó se presentó en el centro de salud. La posibilidad de contagios locales es muy baja”, destacó el ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán Quiroz.

El ministro argentino de Salud, González Ginés, ha informado de que se han activado los protocolos de actuación y han localizado a los pasajeros que estaban sentados alrededor del hombre infectado en el vuelo procedente de Milán. Serán sometidos a un seguimiento de su salud durante los próximos días para descartar nuevos contagios.

Las autoridades chilenas también están buscando a todas las personas que pudieron haber estado cerca del médico de 33 años, residente en la región de Maule. El paciente estuvo viajando más de un mes por Asia y visitó Singapur, Malasia, Indonesia, Maldivas para después volar a España y, de ahí, trasladarse de vuelta a Chile el 25 de febrero.

“Estamos contactando a todas las personas que podían haber estado cerca”, indicó el ministro de Salud, Jaime Mañalich. De acuerdo al presidente Sebastián Piñera, Chile “está preparado para enfrentar la epidemia”.

El paciente chileno comenzó con problemas respiratorios el domingo, a cinco días de su vuelta a Chile. “Se activó el protocolo, que se cumplió cabalmente”, indicó Alfredo Donoso, el director del Hospital de Talca. La representante del ministerio de Salud en la región del Maule, Marlenne Durán, relató que el paciente viajó al sudeste asiático junto a otra persona, quien se encuentra actualmente en su domicilio bajo vigilancia médica: “Llamamos a la calma a la población”, indicó Durán.

De acuerdo al ministro Jaime Mañalich, el protocolo que se ha implementado en Chile indica que los contagiados que no necesiten ni oxígeno ni medicamento endovenoso hagan la cuarentena desde su domicilio. “Aislar a estas personas en un recinto asistencial no tiene sentido”, indicó el ministro de Salud chileno, que recordó que, en otros países, cerca del 80% de los infectados se han tratado en sus propias casas. Sobre el primer caso de coronavirus en Chile, Mañalich indicó: “Tenemos tranquilidad respecto a esta persona en particular. Creemos que él debería mejorar y quedar inmune para esta enfermedad”.

El Gobierno de Alberto Fernández había ordenado ya controles de temperatura en los aeropuertos argentinos como medida de prevención contra el nuevo virus, originado en China y que se ha propagado ya a decenas de países, entre ellos siete de América Latina. Se había activado en varias oportunidades el protocolo por casos dudosos en la terminal aérea de Ezeiza y en hospitales provinciales, pero el caso anunciado hoy es el primero confirmado hasta el momento.

Las autoridades argentinas han optado por un mensaje tranquilizador y han puesto énfasis en la importancia de la detección precoz y de que todo el sistema de salud esté alerta.

En Buenos Aires no se ve por ahora a personas con mascarillas en la calle ni en el transporte público. El Gobierno ha emitido recomendaciones que instan al lavado frecuente de manos con agua y jabón y tomar precauciones al toser o estornudar porque el virus se contagia a través de la saliva. También se ha pedido que las personas consulten a su médico si presentan síntomas como fiebre, tos, dolor de cabeza y dificultad para respirar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no considera que se trate de una pandemia. Aunque la OMS ha advertido de que el nivel de riesgo es “muy alto”, el llamado de las autoridades alrededor del mundo se ha centrado en la prudencia y en recordar que la letalidad del coronavirus es más baja que la de otras emergencias sanitarias como el brote de la influenza H1N1 en 2009.

EL PAIS