Política 18-02-2020

Ashraf Ghani gana las elecciones de Afganistan tras cinco meses de problemas y denuncias de fraude

La Comisión Electoral Independiente de Afganistán (IEC) anunció este martes la victoria en las elecciones presidenciales celebradas el pasado mes de septiembre, del presidente Ashraf Ghani con el 50,64 % de los votos, tras meses de demora y mientras los talibanes se preparan para firmar un acuerdo con Estados Unidos.

La IEC declaró a “Ashraf Ghani, que ganó 923.592 votos o el 50.64 % de los sufragios, presidente electo de la República Islámica de Afganistán”, informó en una rueda de prensa la presidenta del organismo, Hawa Alam Nuristan.

Los resultados dejan en segundo lugar al actual jefe del Ejecutivo afgano, Abdullah Abdullah, con el 39,52 % de los apoyos, y en un distante tercer puesto al candidato Gulbuddin Hekmatyar con el 3,85 %.

Estos resultados son muy similares a los provisionales anunciados por la IEC el pasado mes de diciembre, ya entonces se había retrasado tres meses la presentación de estos datos adelantados a causa de las protestas por sospechas de fraude.

Según Nuristan, sólo 3,7 millones de personas de los casi nueve millones de votantes inscritos acudieron a las urnas el pasado 28 de septiembre, 31 % de ellos mujeres.

Una vez finalizada la verificación de los votos, 1.823.948 fueron considerados válidos mientras que el resto fueron declarados nulos, aclaró la presidenta de la IEC.

Inicialmente, los resultados finales debían ser publicados cuarenta días después de la fecha de las elecciones, pero ha sido necesario esperar cinco meses tras una serie de problemas técnicos y denuncias de fraude de varios candidatos.

El anuncio llega mientras el país se prepara para que los talibanes y Estados Unidos firmen un documento en Doha, tras más de un año de negociaciones, con el objetivo de facilitar un diálogo entre la formación insurgente y el Gobierno de Kabul.

Según los insurgentes, el acuerdo contempla no sólo la retirada escalonada de las tropas estadounidenses, sino la liberación de cerca del la mitad de los talibanes encarcelados por las fuerzas afganas.

Los talibanes se han comprometido además a reducir la violencia durante siete días, aunque todavía no se ha anunciado una fecha específica.

LA VANGUARDIA