Sociales 15-11-2017

Autobuses eléctricos chinos se integran a sistema público de transporte en Chile

La ministra chilena de Transportes, Paola Tapia, saludó hoy la integración de los primeros primeros autobuses eléctricos con tecnología china, como el inicio de un plan para remplazar al conjunto de autobuses del sistema de transporte de la capital.

"Hoy estamos dando un paso no hacia el futuro, sino al presente, porque estamos avanzando en calidad para los usuarios incorporando desde ahora los buses eléctricos, cumpliendo el compromiso de más comodidad, mayor eficiencia de servicio y cuidado con el medio ambiente", dijo Tapia.

Los vehículos de la marca china BYD tienen una capacidad de 81 pasajeros, además de contar con asientos acolchados, aire acondicionado, wifi, cargador de celular USB y una cabina de seguridad segregada para los conductores.

Las autoridades destacaron que en términos operacionales, sus costos se reducen un 70 por ciento en relación a los buses convencionales, con un valor de 70 pesos por kilómetro en comparación a los 300 pesos de los vehículos diesel.

"En 2018 tendremos 90 de estos buses circulando y seremos pioneros en Latinoamérica en materia de electromovilidad en el transporte público. Nos jugamos por esta tecnología pensando en las personas y eso se refleja en las bases de licitación", agregó la titular de Transportes.

Desde la Secretaría de Transportes se destacó que los buses cuentan con la autonomía suficiente para realizar varios recorridos al día y que la carga solo toma entre dos a tres horas.

"Estos buses tienen un sistema de carga que permiten en dos a tres horas tener una capacidad y una autonomía para circular 250 kilómetros, los que sin duda facilita y permite realizar el recorrido que está presupuestado por ocho comunas con total tranquilidad para los usuarios ya que cuentan con la autonomía necesaria", dijo la ministra Tapia.

Por su parte el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, comentó que con "la entrada de estos primeros dos buses eléctricos son una gran noticia para un país como Chile, ya que en el sector transporte representa un tercio del consumo de energía, y que importa prácticamente todo el combustible destinado al transporte".

Xinhua