Análisis 04-08-2017

Brasil está por encima de México y Venezuela como productor de petróleo de Latinoamérica

Esta semana se pudo conocer que Brasil se consolida como el décimo mayor productor de petróleo del mundo y el mayor de América Latina, al alcanzar los 2,6 millones de barriles por día.

Los datos del Anuario Estadístico 2017 de la Agencia Nacional del Petróleo (ANP) revelan que el pre-sal ya hizo a la producción brasileña crecer más que la de Noruega. “Entre los países que no forman parte de la Organización de Países Exportadores de Petroleo OPEP, Brasil fue el responsable del mayor crecimiento de la producción”, apunta la ANP. La producción brasileña creció el 3,2% en 2016, quedando al frente de Noruega, que registró un aumento del 2,4%, y de Omán, cuya producción creció el 2,4%.

Mientras Petrobrás bate récords después de récords de producción en el pre-sal, queda cada vez más claro que de petróleo el presidente de la empresa no entiende nada. Su experiencia es desmontar empresas para venderlas barato, como ya hizo en Bunge y corre ahora contra el tiempo para liquidar a Petrobrás. “Hay una parte de inversiones en el pre-sal que trae resultados, pero la mayor parte no”, llegó a afirmar, despreciando la mayor reserva de petróleo descubierta en los últimos años.

Sólo en junio, la media diaria de producción de la estatal brasileña en el pre-sal fue de 1,35 millones de barriles, alcanzando el récord de 1,42 millones el 19 de junio. Esto ya equivale al 63% de toda su producción mensual. Lo que Pariente llama “endiosamiento” es la salvación de nuestra empresa. Nunca antes en la historia de la industria petrolera, se vio un gestor querer renunciar a reservas gigantescas y estratégicas, como viene haciendo el presidente de Petrobrás, al despreciar el pre-sal.

Energia 16