Economía 22-07-2017

Brasil logra su primer superávit semestral en sus cuentas externas en diez años

Obtuvo, así, 750 millones de dólares de superávit en transacciones con el exterior.

Brasil obtuvo en el primer semestre del año un superávit de 750 millones de dólares en sus transacciones con el exterior, el primer saldo positivo para el período en los últimos diez años, informó hoy el Banco Central.

El superávit por cuenta corriente en los seis primeros meses del año contrasta con el déficit del primer semestre de 2016, cuando los gastos de Brasil en el exterior superaron en 8.487 millones de dólares los ingresos en divisas del país.

El saldo positivo en las transacciones con el exterior en lo que va del año ha sido impulsado principalmente por la balanza comercial brasileña, que en el primer semestre de este año alcanzó un superávit récord de 36.219 millones de dólares, valor en un 53,1 % superior al del mismo período de 2016.

El superávit comercial compensó las salidas de recursos en la balanza de servicios y en la financiera en el primer semestre.

Para el buen resultado semestral contribuyó el superávit externo logrado en junio (1.330 millones de dólares), el cuarto consecutivo este año y el mayor para este mes desde 2004. En junio del año pasado Brasil registró un déficit en cuenta corriente de 2.489 millones de dólares.

Los números de las cuentas externas en el semestre reflejan la incipiente recuperación de la economía brasileña en 2017 tras dos años de profunda recesión.

La economía de Brasil se retrajo un 3,8 % en 2015, su peor resultado en 25 años, y otro 3,6 % en 2016, con lo que encadenó dos años consecutivos de crecimiento negativo por primera vez desde la década de 1930.

El Banco Central informó de que la inversión extranjera directa en Brasil subió desde 33.840 millones de dólares en el primer semestre de 2016 hasta 36.270 millones de dólares en los seis primeros meses de 2017.

El valor refuerza la previsión del Gobierno brasileño según la cual el país obtendrá este año 75.000 millones de dólares en inversión productiva de los extranjeros.

Como el organismo emisor prevé que los datos de la balanza por cuenta corriente se deteriorarán en el segundo trimestre y que Brasil terminará el año con un saldo negativo de 24.000 millones en sus transacciones con el exterior, la inversión extranjera será suficiente para financiar este déficit.

El saldo negativo previsto para este año se aproxima al déficit por cuenta corriente de 23.500 millones de dólares registrado por Brasil en 2016, hasta ahora el mejor saldo en diez años.

EFE