Economía 08-05-2017

Brasil y China abren incursionan campo energético

Ambos países, China y Brasil presentan un amplio potencial de cooperación en el campo de energías renovables, tales como hidroeléctrica, solar y eólica, y en el intercambio de nuevas tecnologías que pueden contribuir a la eficiencia energética y mantienen una Asociación Estratégica integral, con profundos lazos comerciales y económicos, y son socios además en el grupo BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

La cooperación bilateral, que incluye programas conjuntos como el CBERS (Satélite Sino-Brasileño de Recursos Terrestres), una iniciativa modelo de cooperación tecnológica Sur-Sur, podría ganar un mayor impulso en virtud del potencial en el área de energía limpia e inteligente, según reporta lacomunidadpetrolera.com

De acuerdo a Amaro Olimpio Pereira Junior, profesor de Planeamiento Energético del Instituto de Posgraduación y Pesquisa en Ingeniería de la Universidad Federal de Río de Janeiro (Coppe/Ufrj), cada país podría aportar sus avances en tecnología para la energía limpia. “El hecho de que Brasil cuente con muchos recursos naturales favorece el sector de energías renovables. Tiene una matriz energética con presencia de fuentes renovables entre los más altos del mundo”, destacó.

El país obtuvo éxitos por ejemplo en el modelo adoptado para promover la energía eólica, y comienza a ganar fuerza la adopción de energía solar y el problema que enfrenta ese tipo de energías es la intermitencia, explicó, que impide un control constante de las fuentes naturales, lo que demanda nuevos desarrollos tecnológicos.

“Ahí el desarrollo de una electrónica de potencia va a ser fundamental para controlar esa variabilidad. Cuando para de haber viento, tiene que entrar otra usina para complementar. Entonces entra la electrónica de potencia. China ha avanzado bastante en ese sentido”, dijo.

“Entonces aparece esa oportunidad de colaboración. Brasil podría contribuir con el desarrollo de tecnología eólica, y China con equipamientos de electrónica de potencia. Hay mucha sinergia que se puede pensar entre los dos países”, enfatizó.

Otra área en la que Brasil podría aportar su conocimiento es en plantas hidroeléctricas, lo que puede interesar a China. “Brasil tiene dominio de tecnología de grandes hidroeléctricas y de líneas de transmisión de alta tensión y de ultraaltatensión, son cosas que interesan a China por el hecho de tener un gran potencial hidroeléctrico y dimensión continental”, recordó. China, por su parte, señaló el especialista, ha avanzado mucho en energía solar fotovoltaica, que produce a un costo mucho menor que otros países del mundo.

Las fuertes inversiones en energías renovables pusieron a China en la vanguardia tecnológica en el sector, con un plan a mediano plazo de establecer una “internet de la energía”, una integración de la producción, transmisión, almacenamiento y consumo de energía con el mercado e internet.

ENERGIA16