Mundo 04-04-2019

‘Brexit’ beneficia a España: Gibraltar es una colonia británica

La Eurocámara, en el marco del proceso del ‘Brexit’, se posiciona junto a España al definir Gibraltar como una colonia británica.

“Gibraltar es una colonia de la corona británica. Hay una controversia entre España y el Reino Unido respecto a la soberanía sobre Gibraltar [...] cuya solución debe alcanzarse a la luz de las resoluciones relevantes y decisiones de la Asamblea de Naciones Unidas”, reza una nota a pie de página del reglamento de exención de visados para los ciudadanos británicos en caso de Brexit duro aprobado este jueves por el Parlamento Europeo (PE), marcando así el primer posicionamiento de la Unión Europea (UE) junto a España sobre el estatus de Gibraltar.

El texto recibió el día anterior la luz verde de la comisión de Libertades, Justicia e Interior de la Cámara, tras la destitución como ponente de la misma del laborista británico Claude Moraes, que durante cinco rondas de negociación intentó eliminar la designación del Peñón como colonia, frente a la oposición de los representantes de los 27 países aún socios del Reino Unido.

El reglamento se ha aprobado por una mayoría abrumadora de 502 votos a favor, 81 en contra y 29 abstenciones, y permitirá a los ciudadanos británicos —incluidos los de los territorios de ultramar como Gibraltar o las islas Malvinas— viajar sin visado a los países del espacio Schengen por períodos de 90 días cada seis meses cuando el Reino Unido abandone la UE, en caso de reciprocidad.

“Es la primera vez que un texto comunitario recoge la denominación tan clara de ‘colonia’ para el territorio gibraltareño [...] El Brexit es un proceso negativo, pero en cuanto a la cuestión de Gibraltar está permitiendo dejar las cosas claras”, ha dicho a la emisora radiofónica española Onda Cero el secretario de Estado español para la UE, Luis Marco Aguiriano.

El funcionario recuerda que Londres impuso severas condiciones respecto al estatuto de Gibraltar para que España pudiera ingresar en la UE en la década de 1980, pero ahora la posible salida británica del bloque refuerza la posición de Madrid frente al Reino Unido, lo que ha llevado a ambos países a acordar cuatro memorandos y un tratado fiscal para evitar la fuga de capitales al Peñón.

De la parte británica han abundado las críticas a las exitosas presiones españolas en las instituciones europeas para neutralizar el bloqueo de Londres al cambio de orientación de la UE. España —que como el resto de los 27 conserva la capacidad de vetar futuros acuerdos con el Reino Unido— espera que tal dinámica se convierta en norma habitual en los posicionamientos futuros del bloque.

El Peñón de Gibraltar, en el extremo sur de la península ibérica, fue cedido en 1713 por el Tratado de Utrecht, que remarca, no obstante, que no se ceden ni las aguas ni el istmo, puntualización que los británicos obvian. En 1967, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) aprobó su Resolución 2353 en la que llamaba al Reino Unido y España a entablar negociaciones “con miras a poner fin a la situación colonial en Gibraltar”.

HISPANTV