Economía 11-10-2019

Bruselas rechaza una guerra de aranceles por las ayudas a Airbus y Boeing

Bruselas rechaza enfrascarse en una guerra de aranceles con Estados Unidos por la disputa en las ayudas a Airbus y Boeing. Tras dar la OMC luz verde a la imposición de 6.800 millones de euros en aranceles por los subsidios europeos a Airbus, y ya con la Administración Trump moviéndose para aplicarlos, las autoridades europeas instan al diálogo y un acuerdo.

“Lamento profundamente” que Estados Unidos haya planteado imponer aranceles a la Unión Europea, expone Cecilia Malmström, comisaria europea de Comercio, en una carta que ha remitido a Robert Lightizer, su par estadounidense, a la que ha tenido acceso La Vanguardia. “Esto hará que negociar un acuerdo sea más difícil, y empujará a la UE a imponer contramedidas cuando llegue el momento”, expone en referencia al estudio de la OMC de las ayudas de Estados Unidos a Boeing tras una denuncia europea. Así, reconoce que, en todo caso, Europa está lista para contestar.

“Creo firmemente que imponer aranceles adicionales a ambas empresas no es la solución. Sólo infligirá daño a las empresas y pondrá en riesgo empleos a ambos lados del Atlántico, dañará el comercio global y la industria de la aviación en unos tiempos sensibles”, insiste la actual comisaria, que será sustituida por Phil Hogan en la próxima Comisión. Por eso, Malmström insta a negociar citando el “interés común” y dar con un acuerdo “justo” para ambos casos “tan pronto como sea posible”.

En su carta, la comisaria sueca hace referencia a una primera ronda de contactos en julio en la que los representantes europeos propusieron a su contraparte americana medidas concretas para reformar el régimen de subsidios al sector aéreo y el respeto a la normativa, que hasta ahora no han recibido respuesta. Bruselas plantea una y otra vez esta vía. “Nuestra disponibilidad para llegar a un acuerdo justo se mantiene”, dice la misiva. El objetivo último es “dejar estos casos atrás”, sigue.

Asimismo, Malmström llama a negociaciones a un mayor nivel, para tratar el sistema de ayudas de toda la industria aeronáutica en su conjunto, sobre todo en un marco de entrada en el mercado de “nuevos competidores fuertemente subsidiados”.

LA VANGUARDIA