Política 08-10-2018

Canciller Ampuero intenta "dar vuelta la página" y afirma que Bolivia no es el tema central de la política exterior chilena

Desde París y tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, el secretario de Estado evitó además comentar la candidatura presidencial del vocero de la demanda altiplánica, Carlos Mesa.

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, forma parte de la comitiva que recorrerá Francia, España, Alemania, Bélgica y Roma junto al Presidente Sebastián Piñera. Puntualmente, desde París comentó en entrevista con Mesa Cental de Canal 13 que quisieran, en esta nueva etapa tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, iniciar un diálogo con Bolivia y avanzar en una agenda de futuro.

Esto, luego que el tribunal internacional determinara el lunes pasado que no existe obligación a negociar con el país altiplanico una salida soberana al Océano Pacífico.

"Desde que se produjo la lectura del fallo nuestra posición como gobierno, y lo manifestó rápidamente el Presidente Sebastián Piñera, fue hacer una invitación al diálogo a Bolivia pero colocando como un elemento básico en esta posibilidad de diálogo: el que Bolivia se apegue al derecho internacional, que reconozca la plena vigencia del Tratado 1904 que establece a perpetuidad nuestras fronteras y que desde luego acate plenamente las implicaciones de este fallo de la CIJ", expresó el canciller.

Ampuero destacó que el Gobierno ha encabezado distintas actividades a nivel internacional como en la Asamblea General de la ONU, la reunión del Mandatario con su par estadounidense, Donald Trump, intervenciones en la OEA y que él mismo había estado de gira por Asia en China, Japón y Vietnam.

"Chile tiene una agenda internacional muy amplia y variada. Con este fallo Bolivia vuelve a tener la proporción exacta que debe tener dentro de la política exterior, no es el tema central de nuestra política exterior. Y lo digo con mucho respeto hacia nuestros hermanos bolivianos. Pero Chile tiene una visión de mundo y una política internacional de la cual nos sentimos orgullosos y vamos a seguir trabajando en ello", recalcó.

Sobre el anuncio de la candidatura presidencial de Carlos Mesa, ex Mandatario y vocero de la demanda boliviana, respaldado por el Frente de Izquierda Revolucionaria (FRI), evitó referirse.

"Como canciller de Chile no me corresponde, ni es la inspiración ni el deseo de nuestro gobierno, que yo esté comentando permanentemente la política interna de Bolivia, son los hermanos bolivianos los que tienen que decidir a quién van a escoger. Chile ahí no tiene nada que decir. Chile va a respetar desde luego lo que es la voluntad mayoritaria del pueblo boliviano en las próximas elecciones".

Tratado de Escazú

El canciller, por otro lado, reafirmó la postura del Gobierno respecto de posponer la firma del Tratado de Escazú. Acuerdo que busca mejorar el acceso a la información, la justicia y la participación pública en materia medioambiental en Latinoamérica.

"La firma se abrió hace menos de una semana y está abierto para que los países firmen hasta el 2020, esto tampoco es una carrera. El hecho de que no hayamos firmado implica una cosa muy precisa: Un gobierno tiene que ser muy responsable antes de firmar documentos como éstos", dijo.

"Si aparece en algún momento previo a esa firma algún indicio, alguna duda, alguna consulta de que las cosas no van en la dirección plena de los intereses de Chile lo correcto de un gobierno responsable, que está trabajando hasta el último minuto con mucho detalle los documentos que firma, es decir: 'momento, esto quiero mirarlo de nuevo que implicaciones tiene y hasta que no esté claro eso, uno lo firma", complementó el secretario de Estado.

EMOL