Política 07-11-2018

Comisión parlamentaria boliviana vincula a expresidente Mesa con caso Lava Jato

El expresidente boliviano Carlos Mesa (2003-2005) figura, junto con otras ocho autoridades de gobiernos pasados, en la lista de una comisión investigadora parlamentaria como supuestamente involucrados en el caso internacional de corrupción conocido como Lava Jato.

"Hemos terminado la investigación con ocho personas que tienen indicios muy serios está implicado un ministro de (el expresidente) Gonzalo Sánchez de Lozada, dos ministros, un viceministro y el propio Carlos Mesa, y un ministro de (el expresidente) Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006)", dijo en rueda de prensa la diputada oficialista Susana Rivero, presidenta de la comisión.

La lista de sospechosos de recibir sobornos se completa con dos exgerentes del antiguo Servicio Nacional de Caminos, contraparte estatal del proyecto carretero investigado, que había sido negociado primero con la constructora Odebrecht y terminó adjudicado a Camargo Correa, ambas empresas brasileñas.

Rivero, presidenta de la comisión de la Asamblea Plurinacional que trató durante seis meses las ramificaciones locales de Java Lato, hizo el anuncio horas después de que Mesa, ahora precandidato presidencial opositor, pidiera que la investigación se extienda al actual Gobierno de Evo Morales.

La diputada explicó que fueron investigados los tres gobiernos (2002-2005) que antecedieron al actual porque en ellos se negoció y contrató el proyecto caminero, en tanto que en la gestión de Morales solo se gestionó un ajuste de los intereses del crédito utilizado.

El pleno de la Asamblea Plurinacional decidirá en las próximas semanas, con base en el informe de la comisión, si solicita a la Fiscalía General del Estado la apertura de una investigación penal contra los ocho señalados.

Rivero añadió que "tres indicios prueban que Lava Jato llegó a Bolivia (…), hemos decodificado los movimientos (bancarios) sospechosos e inusuales del señor Mesa, seguramente la instancia competente deberá investigar a quién corresponde y de dónde provienen".

Mesa reiteró que se consideraba víctima de un "ajusticiamiento político" y afirmó que su Gobierno no hizo ni recibió pago alguno por el contrato carretero.

Rivero afirmó, en cambio, que el Gobierno de Mesa autorizó la firma del contrato con Camargo Correa y que el de Rodríguez Veltzé hizo un ajuste al acuerdo.

Mesa y el también expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) se beneficiaron en septiembre pasado con una amnistía decretada por Morales, que los liberó de otros procesos por presunta corrupción.

SPUTNIK