Sociales 16-07-2018

Correa sufre amenaza de muerte en presencia de su hija en Bélgica

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa denuncia que fue atacado por un periodista ecuatoriano en Bélgica en presencia de su hija cuando salía de una tienda.

A través de un comunicado con el emblema del Instituto de Pensamientos Políticos y Económicos (IPPE) emitido el domingo, Correa contó lo que sucedió el 8 del mes en curso con él y una de sus hijas y denunció al periodista ecuatoriano Ramiro Cueva, dueño del medio de comunicación Ecotel TV, por amenazarle con pegarle un tiro.

En el documento, publicado en su cuenta en la red social Twitter, Correa afirma que junto con su hija salían de una tienda cerca de su domicilio en la ciudad belga de Lovaina cuando el periodista se le acercó grabando con un móvil e insultándole.

El texto añade que entre otras manifestaciones, le dijo que “no me pega un tiro porque estoy con mi hija”, y el individuo se puso la mano en un bulto debajo de su camisa, a la altura de la cintura, en lo que Correa describe que “aparentemente” fue “un arma de fuego”.

Ante esto, el expresidente ecuatoriano también lo graba y llama a los agentes de la Policía de Bélgica, quienes lograron capturarlo y establecerle un proceso penal basado en testimonios de él, su hija y dos testigos más.

Sin embargo, señaló que el detenido logró deshacerse de su celular posiblemente escondiéndolo o entregándolo a un eventual cómplice, con la intención de eliminar “las pruebas del delito”.

Cueva se tendrá que presentar el próximo 8 en agosto en Bélgica a una audiencia al habersele abierto un proceso penal. “Aquí en Bélgica sí hay un Estado de Derecho y nadie puede estar por encima de la Ley, por periodista que se crea”, subrayó Correa.

Del mismo modo, agregó que por las tomas presentadas del teléfono de Cueva queda claro que este lo había seguido desde que salió de su residencia con su hija, e incluso, el auto que había alquilado para trasladarse en este país fue hallado al frente de su casa.

A su vez, el periodista dijo a los medios locales que viajó a Lovaina (este de Bruselas) para cubrir un supuesto operativo de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) por el que se iba a dar captura a Correa, requerido por la justicia ecuatoriana por su presunta implicación en el secuestro del exdiputado opositor Fernando Balda en Colombia en 2012.

Hispantv