Mundo 20-09-2018

CPDH contabiliza 571 presos políticos en Nicaragua

En los centros penitenciarios de Managua hay 204 personas acusadas de “actos vandálicos y terrorismo”, sostuvo el viceministro de Gobernación Luis Cañas, mientras que en todo el país la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) informó que hay 571 personas encarceladas por manifestarse en contra del Gobierno.

Después que los familiares de los detenidos denunciaran violaciones a los derechos humanos, Cañas mostró una serie de fotografías en las que aparecen reconocidos protestantes detenidos y líderes de las manifestaciones dentro de las cárceles recibiendo chequeos médicos, realizando actividades al aire libre y recibiendo visitas de familiares.

“Ahí tienen las visitas que les hacen los familiares, que muchas personas de estos organismos de derechos humanos hablan de que están aislados”, señaló Cañas, mientras sostenía las imágenes de Tomas Maldonado y Carlos Brenes, los dos exmilitares acusados de dirigir los tranques en Carazo.

Asimismo, el viceministro de Gobernación mostró fotografías de la comerciante Irlanda Jerez; el líder estudiantil Edwin Carcache, las estudiantes Elsa Valle, Irma Centeno y Yuri Valerio; y los miembros del Movimiento Campesino, Pedro Mena y Medardo Mairena, estos últimos llevan casi dos meses sin que sus familias puedan verlos.

En entrevista con un medio oficialista, Cañas no habló de los que permanecen recluidos en el sistema penitenciario sin tener acusación formal.

“Es estrategia”

Organizaciones de derechos humanos locales coincidieron que las fotografías del interior de las cárceles presentadas en medios oficialistas son parte de una “estrategia” gubernamental ante las denuncias de severos maltratos y aislamiento de los “presos políticos”.

Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), dijo que “si esa situación es cierta, que nos dejen comprobarlo. ¿Por qué no nos dejan ni siquiera acercarnos a la puerta? Porque están ocultando la verdadera situación”, reiteró.

Núñez aseguró que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha solicitado al Gobierno el ingreso de los integrantes de las mesas de trabajo al Sistema Penitenciario Nacional (SPN), tanto a La Modelo, como al Penitenciario Integral de Mujeres “La Esperanza”, no obstante, aún no han obtenido respuesta.

“Todas esas personas están presas ilegalmente. Los juicios son ilegales, porque para tramitarlos les están imputando falsos delitos. En segundo lugar, están violando garantías del debido proceso: fueron juzgadas después de las 48 horas que dice la ley”, consideró.

Por su parte, Pablo Cuevas, funcionario de la CPDH, opinó que la difusión de las imágenes es parte de una “simulación”, puesto que los familiares y hasta los mismos detenidos continúan denunciando las “arbitrariedades” en contra de ellos.

“Todo eso es fabricado. Para empezar, la normativa no permite que ingrese ningún tipo de teléfono o aparato para tomar fotos. ¿Cómo se consiguieron las fotos si es prohibido? La tortura empieza desde afuera del penal. Hacen a los familiares esperar muchas horas para poder hacer visitas o pasarles paquetería”, subrayó Cuevas.

Metro