Análisis 25-01-2019

Crece hostilidad contra inmigrantes en el Reino Unido tras Brexit

Pase lo que pase tras el 29 de marzo, los que realmente perderán serán los ciudadanos comunitarios residentes en el Reino Unido.

Este lunes 21 de enero comenzaba una prueba piloto para regularizar a los más de 3,5 millones de ciudadanos comunitarios residentes en el Reino Unido. Tras la salida británica de la Unión Europea (UE), tendrán hasta julio de 2021 para solicitar un estatus de “asentado” o “preasentado”. La mayor parte de sus derechos seguirán igual, pero no todos.

Han sido varios los problemas de las pruebas piloto, desde incompatibilidad tecnológica, a un resultado incorrecto, sin contar con problemas por causa de edad o lengua. Como resultado, se espera que alrededor de un 20 % de solicitudes sean denegadas.

Reino Unido tiene previsto salir de la UE el 29 de marzo, pero a poco más de 2 meses para esta fecha, el Gobierno de Theresa May aún no ha logrado un acuerdo. Esta eventualidad supone un problema añadido.

Muchos dudan que el gobierno sea capaz de aprobar todas las solicitudes a tiempo, y aquellos que lo consigan, no tienen ninguna garantía de que su situación no cambie en el futuro. Su vida dependerá de los vaivenes de la política británica y de la creciente hostilidad hacia los inmigrantes en el Reino Unido.

HISPANTV