Política 10-05-2019

Cristina Kirchner pidió un "contrato social de ciudadanía responsable" en la Argentina

Sin precisar si será candidata, la expresidenta (2007-2015) presentó su libro 'Sinceramente' en la Feria del Libro y llamó a todos los sectores de la sociedad, especialmente a los grandes empresarios, así como al Estado a concertar para generar empleo genuino.

La lluvia, que en un momento de la tarde se volvió amenazante en una gran tormenta y anuncios de granizo, amansó en el momento justo. Afuera de la sala donde habló, aún dentro del predio, un millar de espectadores entraron a la Feria con la esperanza de ver de cerca a la líder política quien, terminado su discurso, salió a saludarlos.

"De este 9 de mayo te vas a acordar, con Cristina te copamos La Rural", cantaban los simpatizantes bajo la garúa, que nunca paró pero que no arruinó más que el césped del predio de la principal agrupación agropecuaria nacional, enfrentada con la exmandataria durante su gobierno.

En la Avenida Sarmiento, adyacente al terreno donde en estas fechas se desarrolla la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, otra pantalla gigante fue montada casi a las puertas de la embajada de los Estados Unidos, que comparte la manzana. La multitud desplegó banderas y paraguas para escuchar las palabras de quien se posiciona cabeza a cabeza en las encuestas por la contienda presidencial a pesar de todavía no definirse su aspiración.

"Es necesario un esfuerzo de todos para generar trabajo genuino, que el compromiso sea de todos, obviamente, primero el compromiso del Estado y segundo de los empresarios, para generar ese empleo, con la convicción de que no hay posibilidades en este mundo tan difícil que hoy tenemos de generar crecimiento económico sin un mercado interno fuerte", dijo Fernández.

Cristina aclaró que eligió la fecha de la presentación por ser el aniversario de su matrimonio con Néstor Kirchner, lo que provocó la ovación del público, al que la líder agradeció por haber llevado Sinceramente al récord histórico de ventas, con 300.000 unidades editadas en menos de dos semanas.

"El libro, lejos de plantear enfrentamientos o peleas, creo que es una interpelación, pero una interpelación a todos, a las dirigencias no sólo políticas sino sociales, sindicales, empresariales, culturales, intelectuales, y es también una interpelación a la sociedad", dijo la senadora, quien evitó las confrontaciones y silenció los cánticos e insultos al presidente Mauricio Macri.

Sputnik