Política 09-03-2020

¿Cuál es el balance de dos años de Sebastián Piñera en Chile?

De acuerdo a organizaciones de DD.HH. Chile culminó el 2019 con la peor crisis en materia de derechos desde la dictadura militar de Pinochet.

Organizaciones y movimientos sociales chilenos convocaron para este el 11 de marzo una nueva jornada de movilizaciones contra el presidente Sebastián Piñera al cumplirse el segundo año de su toma de poder.

Las organizaciones convocantes a los nuevos actos de calle sostienen que Sebastián Piñera no ha sabido responder a la movilización de un pueblo cansado de las injusticias, las desigualdades y la impunidad en el país.

El bloque sindical de la Mesa de Unidad Social indicó en rueda de prensa que tras casi cinco meses de protestas el Gobierno no ha querido escuchar las demandas ciudadanas para un Chile más social.

Denuncias violaciones DD.HH.
Sin duda las protestas sociales en Chile han puesto en evidencia la situación de los derechos humanos el país suramericano.

De acuerdo a organizaciones de DD.HH. Chile culminó el 2019 con la peor crisis en materia de derechos desde la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Desde el inicio las protestas se han reportado 31 fallecidos y miles de violaciones a los derecho humanos denunciadas por organismos nacionales e internacionales.

Según el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ACNUDH) para los Derechos Humanos de diciembre de 2019.

El documento señala que en el marco de la protestas “se ha producido un elevado número de violaciones graves a los derechos humanos”. “Incluyen el uso excesivo o innecesario de la fuerza que resultó en la privación arbitraria de la vida y en lesiones, la tortura, malos tratos, la violencia sexual y las detenciones arbitrarias”, indica el texto de la ONU.

Entre el 30 de octubre y el 22 de noviembre, la ONU desplegó una misión en Chile conoció los relatos de 235 “víctimas de presuntas violaciones a los derechos humanos”.

Acnudh denunció que tanto los Carabineros como el Ejército no se adhirieron a las normas y estándares internacionales sobre el uso de la fuerza para reprimir las manifestaciones.

La ONU alertó también sobre el número alarmantemente de personas con lesiones en los ojos o la cara (aproximadamente 350) muestra que hay razones fundadas para creer que las armas menos letales se han utilizado de manera indiscriminada”, indica la oficina.

La ACNUDH dedicó en su informe a la tortura y malos tratos en donde señala que pudo recopilar 133 casos.

A pesar de la denuncia de la ONU y otros organismos internacionales, el Gobierno de Piñera no ha cesado en las violaciones a DD.HH. por parte de los fuerzas de seguridad como lo han demostrado la represión del acto del domingo 8 de marzo.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile, hasta el pasado 6 de diciembre se registraron 3.449 personas heridas; unas 352 con lesiones oculares, entre ellas 331 con trauma y 21 con estallido o pérdida; así como 1.983 que recibieron disparos.

Organizaciones internacionales como la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) denunciaron que durante los diez días del Estado de Emergencia se incrementaron los abusos cometidos por Carabineros y el Ejército chileno.

Deudas de Sebastián Piñera
La protestas y el descontento social vigente en Chile han hecho que Sebastián Piñera presente una serie de reformas al Congreso como una referente al sistema de pensiones y el plebiscito para avanzar en la redacción de una nueva constitución.

El estallido social inició el 18 de octubre cuando, principalmente, grupos estudiantiles se movilizaron para rechazar el aumento del precio del pasaje de Metro y fueron fuertemente reprimidos por Carabineros, un descontento que se sumó a otras áreas.

Ante las demandas del pueblo, el Gobierno elaboró una agenda social que otorga determinadas mejoras en algunas de las exigencias, sin embargo, no cumplen con lo que piden los manifestantes que desean un cambio en la política económica y social chilena.

Las políticas neoliberales han ocasionado que el costo de vida en el país andino sea muy elevado.

El 1 por ciento de los chilenos posee el 26, 5 por ciento de la riqueza y el 50 por ciento de las familias menos favorecidas tiene solamente el 2,1 por ciento de la riqueza total del país.

Asimismo, un informe de la Fundación Sol publicado en agosto pasado reveló que 7 de cada 10 trabajadores recibe un sueldo líquido inferior a 550.000 pesos lo que representa unos 745 dólares mensuales, mientras que sólo el 6,1 por ciento de los empleados chilenos gana más de 2.050 dólares mensuales.

Ante este panorama diferentes organizaciones sociales en Chile convocaron a movilizaciones para el próximo miércoles 11 de marzo.

Telesur