Política 16-10-2018

Defensa de Assange cree que el Gobierno de Ecuador busca poner fin a su asilo

La defensa legal del australiano fundador de WikiLeaks, Julian Assange, cree que el gobierno de Ecuador está buscando dar por terminado el asilo que le concedió en 2012 y por eso lo está presionando, dijo en entrevista con Sputnik el abogado Carlos Poveda, parte del equipo jurídico liderado por el español Baltazar Garzón.

"La intención del Gobierno es blindar y presionar por todos lados para que termine el asilo (…) Se está considerando al señor Assange como un privado de libertad y no como un asilado político (…) todo lleva a que con la más mínima transgresión se termine el asilo", dijo Poveda, de nacionalidad ecuatoriana.

El portal de investigación ecuatoriano Código Vidrio divulgó que Ecuador comenzó a aplicar un estricto protocolo que regula los pronunciamientos, visitas, comunicaciones e incluso controles médicos de Assange, quien reside desde 2012 en la sede de la embajada ecuatoriana en Londres.

El protocolo, al que Sputnik tuvo acceso, consta de 10 páginas y tiene 32 ítems más un protocolo de emergencia.

El documento señala que "en vista de los recortes presupuestarios, la embajada (de Ecuador en Londres) no podrá pagar ningún gasto de alimentación, cuidados médicos, lavandería u otros gastos relacionados con la estadía del señor Julian Assange a partir del 1 de diciembre de 2018; los gastos de servicio básicos del inmueble: arriendo, electricidad, agua potable, calefacción y el servicio de comunicaciones por wi fi".

También establece que el incumplimiento de las obligaciones establecidas en el protocolo por parte del asilado "podrán dar lugar a la terminación del asilo diplomático por parte del Estado ecuatoriano", y que este se reserva el derecho de aceptar o rechazar las explicaciones que pueda dar por escrito Assange respecto de un eventual incumplimiento de las obligaciones emanadas de este protocolo, que tiene fecha 11 de octubre.

El protocolo también sostiene que su existencia fue anunciada por el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, José Valencia, en una comunicación dirigida a Assange y a su procurador legal el 24 de agosto de este año.

Poveda dijo a esta agencia que si bien el anuncio del protocolo se realizó en la fecha indicada, el equipo legal de Assange jamás supo cuál iba a ser su contenido, que "fue impuesto de manera unilateral y ni siquiera fue entregado en inglés, sino en español".

"Evidentemente, el señor Assange al no tener internet no labora, al estar asilado está también aislado, ¿de dónde va a tener (dinero) para los gastos?", se preguntó Poveda.

El abogado aseguró que la embajada ecuatoriana en Londres se ha convertido en "un régimen presidiario de altísima seguridad, y ni en cárceles de alta seguridad restringen el acceso a las personas o establecen derecho de admisión".

El 15 de octubre, el portal WikiLeaks anunció la decisión del Gobierno ecuatoriano de restablecer parcialmente las comunicaciones a Assange, pero hasta la tarde del lunes 15 seguía incomunicado.

"Hubo una expectativa de la restauración del internet, pero hasta la tarde del lunes 15 en Europa no hubo ningún tipo de restablecimiento de las comunicaciones, al contrario se le notificó de manera unilateral la aplicación del protocolo", añadió Poveda.

Assange se refugió en la sede de la embajada ecuatoriana en Londres en junio de 2012, tras perder todas las apelaciones contra la extradición que Reino Unido se aprestaba a realizar, accediendo al pedido de la fiscalía sueca que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podría enfrentar la pena de muerte por haber publicado miles de documentos filtrados que contenían secretos de Estado.

En mayo de 2017, Suecia anunció el archivo de la última investigación que tenía pendiente contra Assange, pero Londres mantuvo activa la orden de captura contra él por huir de la justicia británica cuando esta intentó detenerlo.

Según dijo Poveda el pasado día 11 a Sputnik, el equipo legal de Assange presentará esta semana en Quito acciones legales contra el canciller Valencia por entregar información reservada sobre el proceso de asilo del ciberactivista.

Ni la cancillería ecuatoriana ni la Secretaría de Comunicación del Gobierno de Ecuador se pronunciaron sobre el caso, a pesar de insistentes pedidos periodísticos.

SPUTNIK