Política 07-02-2018

Después de 136 días de incertidumbre, la canciller Angela Merkel logra un acuerdo con la centro-izquierda para formar gobierno en Alemania.

Los conservadores y la centroizquierda de Alemania lograron ponerse de acuerdo para formar un gobierno de coalición que será presidido por Angela Merkel.

El acuerdo entre el partido Social Demócrata (SPD), liderado por Martín Schulz, y la alianza conservadora (CDU/CSU) encabezada por la canciller alemana, se da más cuatro meses después de unas desastrosas elecciones para Merkel.

Angela Merkel gana las elecciones de Alemania y la ultraderecha llega al Parlamento

Angela Merkel fracasa en su intento de formar una coalición de gobierno y enfrenta su peor crisis política en 12 años

Shchulz originalmente había descartado una nueva coalición con los conservadores, pero ahora todo indica que será el nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Alemania.

Ese sería uno de seis ministerios controlados por el SPD, que también tendrá a su cargo la cartera de Finanzas. Pero antes los 460.000 miembros de la formación tendrán que decidir si aceptar o rechazar el acuerdo.

Los países que funcionan pese a no tener gobierno (y por qué quizás los políticos son prescindibles)

La votación se hará por correo y tendrá lugar en las próximas semanas y la idea es que el nuevo gobierno sea instalado antes de la Semana Santa.

Si el acuerdo es rechazado por los miembros del SPD, lo más probable es que tengan que convocarse nuevas elecciones.

Según el corresponsal de la BBC en Berlín, Damien McGuinness, la decisión de darle el control de las finanzas, relaciones exteriores y política laboral alemana a una formación de centroizquierda tendrá un gran impacto en el resto del mundo y especialmente en Europa.

¿Por qué las elecciones en Alemania (también) son importantes para América Latina?

"Es más probable que un ministerio de Finanzas socialdemócrata esté de acuerdo con los ambiciosos planes para la reforma de la UE del presidente francés Emmanuel Macron, al permitir más apoyo alemán a las economías menos fuertes de la eurozona", explicó McGuinness.


BBC