Mundo 26-09-2018

Díaz-Canel hace escuchar la voz de Cuba en la ONU tras amenazante discurso de Trump

El discurso del presidente cubano coincide en fecha con la histórica intervención en Naciones Unidas del líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, el 26 de septiembre de 1960.

Cuba se sumó este miércoles en Naciones Unidas, como deber insoslayable, a la conmemoración por el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, que cada 26 de septiembre aúna voces en contra de la carrera arma-mentista con tecnología nuclear que amenaza la supervivencia de la especie humana.

Enfático fue el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermú-dez, al levantar su voz por segunda vez en la ONU esta se-mana,para reiterar la posición que históricamente ha mantenido la Mayor de las Antillas en este definitorio asunto.

«Cuba mantiene un firme compromiso con el fortalecimiento y la consolidación del multilateralismo y con los tratados internacionales en materia de desarme, en particular con la meta de alcanzar un mundo libre de armas nucleares», apuntó.

La nación caribeña, recordó, se convirtió en el quinto Es-tado en ratificar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares suscrito en el 2017.

A 73 años de los criminales bombardeos atómicos contra Hi-roshima y Nagasaki, dijo el mandatario, la humanidad conti-nua amenazada por la existencia de unas 14 400 armas nucleares, de las que 3 750 se encuentran desplegadas y casi 2 000 están en estado de alerta operacional.

En la voz del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros volvió a la ONU la sabiduría y previsión del Coman-dante en Jefe de la Revolución, Fidel Castro Ruz, cuando en esta misma sede, en el año 1979, estremeció.

«El ruido de las armas, del lenguaje amenazante, de la pre-potencia en la escena internacional debe cesar. Basta ya de la ilusión de que los problemas del mundo se puedan resolver con armas nucleares. Las bombas podrán matar a los ham-brientos, a los enfermos, a los ignorantes, pero no pueden matar el hambre, las enfermedades, la ignorancia», alertó entonces Fidel.

Del regocijo que significa para América Latina y el Caribe haber sido la primera área densamente poblada en el mundo que se declaró Zona Libre de Armas Nucleares en 1967, habló también Díaz-Canel, quien comentó luego sobre la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, documento firmado por los Jefes de Estado y Gobierno de la región, en ocasión de la II Cumbre de la CELAC, celebrada en La Haba-na, en enero de 2014.

«Rechazamos la decisión del gobierno de los Estados Unidos de retirarse del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) o Acuerdo Nuclear con Irán. El incumplimiento de estos com-promisos internacionales atenta contra las normas de convi-vencia entre los Estados y provocará graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad en el Medio Oriente», aseveró el estadista cubano.

Granma