Economía 03-06-2020

EEUU anuncia que suspenderá ingreso de aviones chinos a su país

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que suspenderá desde mediados de junio el ingreso de los aviones comerciales chinos a su país.

En un comunicado publicado este miércoles, el Departamento de Transporte estadounidense ha afirmado que suspenderá los vuelos de pasajeros de cuatro aerolíneas chinas hacia y desde su territorio luego de que Pekín no permitiera a las aerolíneas norteamericanas reanudar los vuelos hacia el país asiático.

“Aerolíneas estadounidenses pidieron reiniciar el servicio de pasajeros desde el 1 de junio. La negativa del Gobierno de China a aprobar esas solicitudes es una violación de nuestro Acuerdo de Transporte Aéreo”, según reza la nota de la Cartera estadounidense.

Esta suspensión entra en vigencia desde el próximo 16 de junio, según detalla el comunicado, aunque resalta que la citada restrección puede ser abolida si China acaba con las medidas que supuestamente obstaculizan la actividad de aerolíneas estadounidenses en su territorio.

“Nuestro objetivo primordial no es la perpetuación de esta situación, sino más bien un entorno mejorado en el que los transportistas de ambas partes puedan ejercer plenamente sus derechos bilaterales", señala la nota del Departamento norteamericano.

“Mientras tanto, permitiremos que las aerolíneas chinas operen la misma cantidad de vuelos regulares de pasajeros que el gobierno chino permite a las nuestras”, agrega el texto.

La nueva decisión se anuncia luego de que China se abstuvo de permitir que las aerolíneas norteamericanas United Airlines y Delta Air Lines reanudaran sus vuelos esta semana a China, que fueron suspendidos a principios de este año en respuesta a la pandemia del coronavirus.

El Gobierno de Donald Trump, acusó también el 22 de mayo a China de imposibilitar los vuelos norteamericanos al país asiático y pidió que cuatro empresas de transporte aéreo chinas presentaran planes de rutas a la administración en Washington.

Las relaciones entre las dos potencias se han deteriorado en las últimas semanas, por una escalada en las tensiones vinculadas al origen y manejo de la pandemia del coronavirus. Washington ha reforzado sus críticas contra Pekín, insistiendo sin pruebas que un laboratorio de la ciudad china de Wuhan fue el lugar donde se creó el nuevo coronavirus y que China no dio la información completa sobre el brote a tiempo.

China rechaza estas declaraciones sin fundamento e indica que el origen del nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19, se halla en realidad en EE.UU., desde donde el Ejército del país norteamericano podría haberlo llevado a la ciudad de Wuhan.

Hispantv