Política 17-02-2021

​EEUU aviva tensión con China enviando un barco al mar Meridional

La Séptima Flota de la Marina de Estados Unidos ha informado este miércoles que el destructor USS Russell “afirmó los derechos y libertades de navegación en las islas Spratly, de conformidad con el derecho internacional”.

El teniente Joe Keiley, portavoz de la Séptima Flota de la Marina estadounidense ha señalado que la medida busca desafiar “las restricciones ilegales” impuestas al paso de los barcos por “China, Vietnam y Taiwán”.

“Las reclamaciones marítimas ilegales y radicales en el mar de la China Meridional representan una seria amenaza para la libertad del mar, incluidas las libertades de navegación y sobrevuelo, el libre comercio y el comercio sin obstáculos, y la libertad de oportunidades económicas para las naciones litorales” de esas aguas, ha criticado Keiley en un comunicado.

Pekín reclama el 90 por ciento del mar de la China Meridional. Pero Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunéi también reclaman como propias algunas piezas y la disputa sobre numerosas islas, arrecifes y sus aguas colindantes lleva décadas sin resolverse.

Esta es la tercera vez en menos de un mes que la Armada estadounidense envía buques de guerra a las disputadas aguas del mar de la China Meridional, provocando la ira del gigante asiático.

Para Pekín, esa “libertad de navegación” que proclama EE.UU. no es sino “una excusa para intervenir en las disputas del mar de la China Meridional”, por lo que insta a Washington a respetar la soberanía de China y evitar tomar acciones que socaven la estabilidad de la zona.

La nueva Administración estadounidense ya ha expresado su apoyo a la “firme postura” adoptada por su antecesor, el republicano Donald Trump, frente a China y ha propuesto la formación de una coalición para encarar al gigante asiático.

Ante tal circunstancia, el presidente chino, Xi Jinping, aprovechó la primera conversación telefónica con su par estadounidense, Joe Biden, el pasado 11 de febrero, para advertirle de que una confrontación sería un “desastre” para ambos países.

Fuente: Hispantv