Economía 08-07-2019

EEUU consulta a Uruguay por su intercambio comercial con China

La delegación de EEUU que participó del encuentro anual por Acuerdo Macro sobre Comercio e Inversiones (TIFA, por sus siglas en inglés) en Washington consultó a su par uruguaya por el vínculo que tiene el país sudamericano con China, informa el diario El País.

"Efectivamente el vínculo comercial de Uruguay con China surgió en curso de la descripción de las relaciones comerciales con sus principales socios", dijo el embajador del país sudamericano en EEUU, Carlos Gianelli, al diario local.

La reunión fue el pasado 13 de junio en Washington y participaron representantes de la Oficina Comercial de la Casa Blanca y funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay.

La parte uruguaya remarcó la importancia del intercambio con China, actualmente su principal socio comercial, que en 2018 compró 2.328 millones de dólares en productos del país sudamericano.

Sin embargo, se enfatizó en que "en el área de las inversiones no se registran flujos importantes" desde el país asiático, agregó Gianelli.

Por otro lado, en la reunión entre uruguayos y estadounidenses se analizó el equilibrio de la balanza comercial entre las naciones, levemente desfavorable a Montevideo.

Mientras Uruguay exportó 600 millones de dólares, EEUU vendió por un equivalente a 620 millones de la misma divisa.
La próxima reunión de TIFA se realizará el año que viene en Uruguay y este país planteó la posibilidad de ampliar la comunicación para el sector servicios.

La mitad del valor exportado por Uruguay a la potencia norteamericana son servicios de Tecnología de la Información, donde según Gianelli hay buena disposición de la contraparte para agregar beneficios.

Uruguay vende una serie de productos como carne con o sin hueso, arándanos, entre otros, mientras que empresas de EEUU capitalizan grandes inversiones en el país sudamericano.

EEUU y China han estado tratando de superar los desacuerdos que surgieron a raíz de la decisión tomada en junio pasado por el presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles de 25% sobre productos chinos en un intento por corregir el déficit comercial, que llevó a que Pekín aplicara también gravámenes a los productos del país norteamericano.

En mayo, EEUU intensificó la disputa comercial cuando incluyó otros productos chinos equivalentes a 200.000 millones de dólares en la categoría arancelaria del 25%.

China prometió tomar represalias incrementando los aranceles sobre las importaciones estadounidenses equivalentes a 60.000 millones de dólares en junio.

Sputnik