Política 31-07-2020

EEUU firma contrato con milicias kurdas para robar petróleo sirio

Una empresa petrolera estadounidense firma un acuerdo con los milicianos afines kurdos para saquear el petróleo de Siria con el aval de Washington.

El acuerdo para comercializar el petróleo en territorio controlado por las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia kurdo-árabe, patrocinada por Estados Unidos, y para desarrollar y modernizar los campos desarrollados fue firmado la semana pasada “con el conocimiento y el aliento de la Casa Blanca ”, especificó el jueves el portal de noticias con sede en Washington DC, Al-Monitor citando fuentes con conocimiento del pacto.

Dichas fuentes nombraron a la compañía petrolera como Delta Crescent Energy LLC, y detallaron una corporación con sede en el estado de Delaware había recibido una licencia de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus iniciales en inglés) del Departamento del Tesoro de EE.UU., para operar en Siria.

Las fuentes confirmadas que Lindsey Graham, senador republicano por Carolina del Sur, cercano al presidente, Donald Trump, había hablado el miércoles con el comandante de las llamadas FDS, Mazloum Kobani, quien informó a Graham del pacto y le solicitó la transmisión de los detalles al jefe de estado.

Durante su testimonio ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el jueves, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, le dijo a Graham: “El acuerdo tuvo un poco más de tiempo de lo que esperábamos, y ahora estamos en la etapa de la implementación ".

Las fuentes notifican a Al-Monitor que el Gobierno de EE.UU. también había acordado proporcionar dos refinerías modulares a la autoproclamada administración autónoma del noreste de Siria, establecido por las milicias kurdas.

Estas milicias junto con las fuerzas de EE.UU. controlan la mayor parte de la riqueza petrolera de Siria, que se concentra en los yacimientos petróleos de Al-Rmelan, al norte de Al-Hasaka (noreste) y sus alrededores, y en los campos petroleros de Al-Omar, ubicado en el este de la provincia de Deir Ezzor (este).

El Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, acusa a Estados Unidos de robar su petróleo después de que Trump declarara el año pasado que mantiene unos 500 solados en el norte del país árabe "por el petróleo".

En enero, el presidente de EE.UU. expresó abiertamente que Washington controlaría los campos petroleros sirios, igualmente, varios informes advierten que la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. ha doblado sus esfuerzos para robar más petróleo de esta nación árabe en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El Gobierno de Damasco condenó el robo "a mano armada" por EE.UU. de su petróleo, y resaltar que, en cuanto se produzca la liberación de la provincia noroccidental de Idlib —considerada el último bastión de los terroristas en Siria—, el Ejército de Damasco acabará con la libertad estadounidense.

Hispantv