Mundo 06-12-2018

EEUU: Rusia debe poner fin a sus misiles 9M729 o adaptarlos al Tratado INF

Rusia debe poner fin al desarrollo de su sistema de misiles 9M729 o modificarlo para que cumpla con las exigencias del Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (INF por sus siglas en inglés), dijo en una conferencia telefónica la subsecretaria adjunta de EEUU para el Control de Armas, Andrea Thompson.

"Los SS-CX-8 [misiles crucero 9M729] tienen un alcance que no cumple" con el tratado, dijo Thompson.

La funcionaria añadió que "o te deshaces del sistema o de la lanzadera o lo cambias a una distancia que no exceda el alcance permitido" por el tratado.

Por su parte, el embajador estadounidense ante Moscú, Jon Huntsman, dijo a periodistas que Rusia no ha dado señales de que se disponga a volver al pleno cumplimiento del Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance.

"Rusia no ha mostrado ninguna señal hasta ahora de que intente volver a la observancia plena" del tratado, dijo Huntsman.

Huntsman añadió que la postura de EEUU no significa un abandono de la política de control de armamento.

"Hacemos esto para preservar de manera más amplia la viabilidad e integridad de los acuerdos de control de armas. Seguimos comprometidos con la no proliferación, pero necesitamos un socio confiable y no lo tenemos en Rusia para el tratado INF, de hecho tampoco para otros tratados que está violando", dijo el embajador.

Además, el embajador declaró que el Gobierno de Estados Unidos sigue comprometido con el control de armas, pese a los planes de suspender en 60 días su observancia del Tratado INF.

"Esto tampoco significa que abandonamos el control de armamento", dijo el diplomático para añadir que "hacemos esto para preservar de manera más amplia la viabilidad e integridad de los acuerdos de control de armas. Seguimos comprometidos con la no proliferación, pero necesitamos un socio confiable y no lo tenemos en Rusia para el Tratado INF, de hecho tampoco para otros tratados que está violando".

Huntsman también comunicó que la decisión de Washington de retirarse del Tratado INF en 60 días si Rusia no vuelve a la observancia total de ese acuerdo no es un ultimátum.

"Escuché hoy [6 de diciembre] que alguien decía que de algún modo estábamos dando un ultimátum (…) y debo decir que esto es exactamente lo contrario a un ultimátum. Esto ha sido trabajado muy metódicamente desde hace años por dos administraciones, con decenas de contactos a muy alto nivel", dijo el embajador.

El secretario de Estado (canciller) de EEUU, Mike Pompeo, dijo el 4 de diciembre que Washington suspendería en un plazo de 60 días su adhesión al Tratado INF a menos que Rusia vuelva a respetarlo plenamente.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dijo el 5 de diciembre a periodistas que Washington no ha suministrado ninguna evidencia que apoye su acusación de que Moscú viola el tratado.

Putin subrayó asimismo que si EEUU quiere desarrollar armas prohibidas por el Tratado INF, Rusia hará lo mismo.

El Tratado INF fue firmado en 1987 por la entonces Unión Soviética y EEUU para obligar a las partes a destruir sus misiles balísticos lanzados desde tierra y crucero cuyos alcances estuvieran entre 500 y 5.500 kilómetros.

Los dos países se han acusado mutuamente de estar en infracción respecto del acuerdo.

Rusia alega que Estados Unidos desplegó lanzaderas para sus misiles Tomahawk en Rumania y Polonia, violando el tratado, y ha subrayado que Washington desarrolla drones de combate y financia investigaciones para la producción de misiles crucero lanzados desde tierra.

Moscú ha sostenido en repetidas ocasiones que no viola ninguna disposición de ese acuerdo contra la proliferación de armamento estratégico.

SPUTNIK