Política 18-02-2020

EE.UU. sanciona a una filial de la petrolera rusa Rosneft por comercio con Venezuela y advierte sobre las actividades de la española Repsol

EE.UU. sancionó a la empresa suiza Rosneft Trading SA (que forma parte de la estructura de la petrolera estatal rusa, Rosneft), por sus vínculos con Venezuela y pone en la mira a la española Repsol, a la que pedirá que "cambie" sus actividades con Caracas.

La sanción a la filial de Rosneft también alcanzó al presidente de su junta directiva, Didier Casimiro.

De acuerdo al Departamento del Tesoro EE.UU., que impuso la sanción, Rosneft Trading fue un intermediario en la venta y transporte de petróleo venezolano; por lo tanto, la compañía apoya el "régimen ilegítimo [del presidente venezolano Nicolás] Maduro".

El enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliott Abrams, explicó el alcance de las sanciones y señaló que "todos los que participen en transacciones con Rosneft podrían estar sujetos a sanciones".

Entretanto, Abrams señaló que mantienen conversaciones con España, para tratar de que Repsol modifique su relación con el país suramericano.

"Tendremos más conversaciones con funcionarios españoles y con Repsol (respecto a Venezuela) y esperamos que a medida que avancemos, las actividades de Repsol cambien", dijo Abrams, al ser consultado sobre las actividades de la petrolera española en territorio venezolano.

Hace dos semanas, un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato, en una rueda de prensa telefónica, informó que EE.UU. incrementará la presión contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela y, para ello, se contemplan sanciones a empresas petroleras.

"Ya sea Rosneft, Reliance (India), Repsol o Chevron aquí en los EE.UU., yo tendría cuidado respecto a sus actividades en Venezuela que apoyan directa o indirectamente a la dictadura de Maduro", dijo.

Sobre ese anuncio, este martes se evidenció que las sanciones comenzaron contra la filial de Rosneft.

"Habrá más pasos y más presión en las próximas semanas y meses", amenazó Abrams en la conferencia de prensa.

A principios de febrero, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, dijo que la compañía española "lleva 20 años en Venezuela" y espera que "al menos, cumpla 20 años más".

"Sea un Gobierno o sea otro, lo que queremos es siempre lo mejor para los venezolanos", añadió Brufau, en declaraciones a la prensa en el VII Simposio Empresarial Internacional de la Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental (Funseam).

RT