Política 19-10-2018

El balance del presidente Duque: "les he cumplido a los colombianos en 71 días"

El primer mandatario sacó sus propias conclusiones de lo que ha hecho en lo poco que lleva en el poder. Destacó el decreto para incautar drogas, los golpes a las bandas criminales y la salida de Colombia de Unasur, entre otros aspectos.

Han pasado 73 días desde que Iván Duque llegó a la Presidencia de la República. Poco tiempo para hacer balances dirán algunos, otros defenderán el modelo de gobierno que ya comienza a perfilar con las decisiones que ha tomado y, por supuesto, sus contradictores solo verán sombras y el inicio de un camino equivocado. Sin embargo, según el propio balance que hace el primer mandatario, hasta ahora ha cumplido con lo que prometió en la campaña que lo llevó al poder arriando las banderas del uribismo.

“Yo vengo a decirles a ustedes qué 71 días es muy poquito para uno cumplir todo lo que quería hacer, pero en 71 días pueden tener ustedes la certeza que muchas de las cosas que les dije a ustedes se han cumplido y quiero hacer referencia a muchas de ellas”, dijo ayer el primer mandatario durante un encuentro con líderes del suroeste antioqueño, en el municipio de Montebello.Cabe aclarar que las cuentas están mal hechas, pues desde el 7 de agosto hasta el 18 de octubre, son 73 días.

Y en su balance, comenzó por la que es quizás una de las determinaciones que más controversia ha generado en parte de la opinión pública: el decreto que le permite a la Policía incautar cualquier cantidad de dosis de sustancias ilícitas que se porte o se esté consumiendo en los sitios públicos del país. Y entonces recordó que hace un año, en esa misma región, varias madres y jóvenes le preguntaron si estaba dispuesto a hacer algo frente a las drogas: “Hoy les quiero decir que les hemos cumplido. Firmamos un decreto en desarrollo del Código de Policía que ha permitido confiscar cualquier dosis que se encuentre en las calles, porque no queremos la droga cerca a los niños de nuestro país”, enfatizó.

Luego insistió en que no quería ser un presidente encerrado en la Casa de Nariño sino cercano al pueblo colombiano, otra de sus premisas de campaña. Y habló de los 12 talleres ‘Construyendo País’ que ha realizado hasta el momento, según indicó, “escuchando al pueblo colombiano, recuperando el sentido del diálogo popular y el de construir con la ciudadanía. Y además llevamos más de 16 Consejos de Seguridad en todo el territorio, demostrándole al país que volvió a tener comandante en jefe al lado de sus soldados, de sus policías y de las comunidades en desarrollo”. Una clara pulla, sin nombrarlo, a su antecesor, Juan Manuel Santos.

El presidente Duque destacó además los resultados de los planes ‘El que la hace paga’ y ‘Diamante’, implementados para combatir a la delincuencia y las bandas criminales. “Hemos asestado golpes certeros contra las principales estructuras criminales del país”. Y agregó que la Fuerza Pública ha enfrentado a grupos como ‘La Oficina’, ‘Clan del Golfo’ y ELN, repitiendo las advertencias que ha hecho desde que asumió la jefatura del Estado: "Que les quede claro que este gobierno tiene voluntad para asimilar lo que es la desmovilización el desarme y la reinserción, pero acá hay tolerancia cero con cualquier forma de criminalidad”.

El balance siguió con el retiro de Colombia de Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), una organización que, según él, valida la dictadura de Venezuela, a cuyo presidente se denunció junto a otros países ante la Corte Penal Internacional. Y dijo también que le ha cumplido al sector agropecuario, donde se busca tecnificar las instituciones. “En 70 días ya empezamos y seguimos adelante con esa primera iniciativa, que nos hemos solidarizado con la población cafetera”, refiriéndose a los más de $100 mil millones que se van a destinar para ayudar a las cooperativas cafeteras.

Por último, Duque destacó la tarea en materia de créditos para vivienda, recursos para la educación, apoyo a la pequeña empresa, eliminación de trámites para facilitar la actividad empresarial, alimentación escolar y lucha contra la corrupción. Y concluyó: “Yo lo que espero es que en cuatro años, cuando me despida de la Casa de Nariño, la casa de los colombianos, pueda mirar a todos los colombianos a los ojos con el programa de gobierno en la mano y decirles les cumplimos”.

EL ESPECTADOR