Análisis 19-02-2021

El desemplo en Uruguay creció al finalizar 2020

La economía de Uruguay emitió nuevas señales adversas con la ubicación de la tasa de desempleo en el 10,5 por ciento reportada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de ese país, en un informe divulgado el miércoles.

Tal proporción se tradujo en unas 186.000 personas que buscaban empleo en diciembre de 2020, la fecha del fin del año tomado como referencia por especialistas de la entidad. En Montevideo, el indicador se ubicó en 8,4 por ciento, mientras que el interior la cifra se eleva a 11,9 por ciento. En tanto, el desempleo en hombres alcanzó a 8,7 por ciento y en mujeres llegó a 12,6 por ciento.

El informe del INE indica también que el teletrabajo se incrementó en diciembre a 11,3 por ciento, cuando Uruguay llegó a zona roja por la Covid-19 según el Índice de Harvard. Este valor es superior al de agosto, setiembre, octubre y noviembre (9,4 por ciento), aunque bastante inferior a los del segundo trimestre de 2020, cuando pasó de 19,3 por ciento en abril a 14 por ciento en junio.

En tanto, la tasa de empleo bajó una décima en diciembre, al ubicarse en 54,9 por ciento. En Montevideo, se ubicó en 57,3 por ciento y en el interior, en 53,3 por ciento. Según los datos del INE, existe un subempleo de 8,4 por ciento y el no registro a la seguridad social asciende a 21,2 por ciento. A su vez, la tasa de actividad se ubicó en 61,3 por ciento, cuatro décimas por debajo de su valor en noviembre. Este valor en Montevideo fue de 62,5 por ciento y en el interior; 60,5 por ciento.

Señala el informe que "entre los inactivos que declaran estar disponibles para trabajar pero no buscaron trabajo" hay un aproximado de 67.900 personas, un 15,8 por ciento "buscó antes, no encontró y dejó de buscar" y un 14,5 dejó de hacerlo por la coyuntura de la pandemia de la Covid-19. Otros datos de INE revelaron que el 25 por ciento de la totalidad de la población económicamente activa son trabajadores informales, lo que corresponde a unas 400.000 personas.

Al respecto el ministro de Trabajo Pablo Mieres comentó que la emergencia sanitaria visualizó que tener un trabajo formal es una ventaja muy sustantiva con respecto al trabajo informal, lo cual impide acceder a los subsidios del Estado, como el seguro de paro.

Fuente: Telesur