Política 15-07-2017

El G20 termina sin lograr acuerdo unánime sobre el cambio climático

Los líderes del G20 suscribieron este sábado un comunicado conjunto al final de la cumbre realizada en Alemania con el que persiguen enfrentar según dice: “los mayores retos globales económicos y contribuir a la prosperidad”.

En ese comunicado final de los líderes de las 20 principales economías mundiales, se expuso las diferencias entre Estados Unidos y otros miembros del G-20 respecto al acuerdo de París sobre el combate al cambio climático.

En el texto final, los líderes del G-20 tomaron nota de la decisión de Estados Unidos de abstenerse del acuerdo. “Los líderes de los otros estados miembros del G-20 establecen que el Acuerdo de París es irreversible”, decía el documento.

Por su parte la canciller alemana Angela Merkel, anfitriona de la cumbre de dos días realizada en Hamburgo, se declaró satisfecha de que todos los miembros del grupo, a excepción de Estados Unidos, concordasen en que el Acuerdo de París era irreversible. “Considero que está muy claro que no logramos llegar a un consenso, pero no se cubrieron las diferencias, se las expuso claramente”, dijo Merkel a medios al cierre de la cumbre.

Para Merkel, la cumbre fue una oportunidad para mostrar sus habilidades diplomáticas antes de las elecciones en su país en septiembre, en la que espera lograr un cuarto mandato.

El objetivo principal de este foro de economías industrializadas y emergentes sigue siendo lograr “un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo”, pero el documento final incluye también 15 páginas de acuerdos en materias que van desde lo financiero a lo sanitario, pasando por la lucha contra la corrupción y el cambio climático.

Ente los acuerdos más resaltantes podemos resumir:

África: el documento recoge la iniciativa incluida por la presidencia alemana del G20 relativa a África, que tiene como objetivo la creación de empleo juvenil de calidad y destaca la necesidad imperiosa de luchar contra la hambruna en Sudán del Sur, Somalia, Yemen y Nigeria.

Corrupción: El G20 se compromete a luchar contra la corrupción, se remite al plan de acción ya asumido por el grupo en este ámbito e incorpora cuatro nuevos paquetes para fomentar la transparencia en el sector público y privado.

Crecimiento: el documento subraya que la situación ha mejorado, pero que el crecimiento es aún débil, por lo que pide que se mantengan las medidas “monetarias, fiscales y estructurales” para reforzarlo.

Migración: se apuesta por una migración “ordenada, regulada y segura” y se reconoce el derecho de cada país a defender sus fronteras y la necesidad de repatriar con celeridad a los migrantes sin derecho a permanecer en el país.

Refugiados: el texto aboga por luchar contra las mafias de tráfico humano y por una integración en el mercado laboral en condiciones de equidad de los inmigrantes establecidos en el país y refugiados legalmente reconocidos.

Libre comercio: el texto rechaza el proteccionismo y respalda el libre comercio, pero aprueba que se apliquen “instrumentos legítimos de defensa comercial” ante “prácticas injustas” y destaca el papel de las reglas, especialmente de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Desarrollo Sostenible: los líderes se reafirman en los objetivos de desarrollo sostenible para 2030 y llaman a los países a asumir su “responsabilidad compartida” en la lucha contra la pobreza extrema, la creación de empleo y la igualdad de género.

Desigualdad: el G20 admite que “los beneficios del comercio internacional y las inversiones” no han llegado a todos.

Energía y cambio climático: todos reconocen la importancia de atajar las emisiones de gases contaminantes y de promover las energías limpias.

Mercado laboral: los líderes asumen que hay que reforzar la educación y la formación continua para que los trabajadores puedan afrontar los cambios derivados de la globalización, la digitalización y la automatización.

Mujer: el documento constata que el acceso al mercado laboral, a la propiedad y al empleo cualificado en igualdad de condiciones para el hombre y la mujer es “indispensable” para lograr el objetivo de un crecimiento sostenible e inclusivo.

Sanidad: el G20 constata la necesidad de reforzar los sistemas sanitarios a escala mundial y reconoce la necesidad de mejorar los mecanismos de prevención y reacción en crisis o emergencias sanitarias, para lo que apoya el papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Sistema financiero: el comunicado pide coordinación para crear un sistema financiero “moderno y justo” e intercambio de información para combatir el fraude tributario.

Transparencia: el G20 subraya además la necesidad de acordar unos estándares internacionales de transparencia para combatir “la corrupción, el fraude fiscal, la financiación del terrorismo y el lavado de dinero”.

Violencia de género: el G20 se compromete a adoptar las medidas necesarias para superar la discriminación que sufre la mujer en el ámbito laboral y a protegerla frente a toda forma de violencia de género.

La nota disonante de todo esto fue que mientras los líderes se reunían el sábado, helicópteros de la policía sobrevolaban la ciudad, ya que durante la noche, hubo incidentes con manifestantes contra el capitalismo y en la mañana del sábado se registraron incendios, saqueos y levantamiento de barricadas en Hamburgo.

La Comunidad Petrolera