Sociales 13-12-2019

El Gobierno de Nueva Zelanda tiene que importar injertos de piel para tratar a los heridos por el volcán

La erupción el pasado lunes del Whakaari se ha saldado con al menos 16 muertes, aunque el número podría aumentar por la gravedad de alguno de los heridos.

Un total de 17 víctimas permanecen ingresadas en las unidades de quemados de los hospitales neozelandeses, 13 de ellas en estado crítico, después de que las autoridades australianas repatriaran a 11 de sus ciudadanos afectados.

Muchas de estas personas heridas sufren quemaduras en más del 80% de su cuerpo y abrasiones internas debido a la inhalación de gases, lo que ha obligado a Nueva Zelanda a importar injertos de piel para tratarlos.

MÁS DE 110.000 CENTÍMETROS CUADRADOS DE PIEL

Nueva Zelanda ya ha importado de EEUU más de 100.000 centímetros cuadrados de piel, con un coste de casi un millón de dólares.

El director general de Sanidad, Ashley Bloomfield, explicó el jueves en rueda de prensa que pagarán unos 1,5 millones de dólares neozelandeses (casi 1 millón de dólares estadounidenses o cerca de 900.000 euros) a cambio de 100.000 centímetros cuadrados adquiridos a un banco de piel de Estados Unidos.

Mientras que Australia, país con mayor número de víctimas por el desastre, donó 10.000 centímetros cuadrados de piel para los injertos.

El Whakaari entró en erupción a primera hora de la tarde del lunes cuando 47 personas -entre australianos, británicos, neozelandeses, estadounidenses, alemanes, malasios y chinos- visitaban esta isla de propiedad privada, ubicada a más de 40 kilómetros al este de la Isla Norte.

EL MUNDO