Salud 21-11-2020

El peligro para la salud de tomar complejos vitamínicos

Con la llegada del invierno y la amenaza de las enfermedades estacionales (y, este año, también del coronavirus), algunos consumidores optan por recurrir en masa a los complejos vitamínicos con la esperanza de mantenerse sanos. Un inmunólogo explica a Sputnik cuándo el remedio puede ser peor que la enfermedad.

El alergólogo e inmunólogo ruso Alexéi Bessmertni alerta de que un consumo excesivo de vitaminas puede provocar efectos muy distintos en la salud de los que quienes las consumen suelen buscar. El experto dice que es mejor comer suficientes cantidades de frutas y verduras frescas y otros productos de calidad.

"En una sociedad civilizada, en un país normal, si hay buena alimentación no se puede producir un déficit de vitaminas. Están todas en la mesa. Las excepciones son solo el yodo, en algunas regiones, y la vitamina D para niños de menos de 3 años, la cual hay que aportar de manera expresa".

El interlocutor de Sputnik recuerda que desde hace años existe la idea generalizada de que tomar complejos vitamínicos es poco saludable y no está libre de riesgo. Y es que abusar de estos productos puede llevar a desarrollar una hipervitaminosis. Esta situación resulta más peligrosa para la salud que una falta de vitaminas.

"La hipervitaminosis de la vitamina D o de la vitamina A no es segura para la salud. Además, se cree que muchas multivitaminas están registradas como suplementos y no como medicamentos. Y es que la mitad de las lesiones hepáticas tóxicas, según las estadísticas, pueden estar asociadas al uso de suplementos dietéticos que no están certificados", aclara Bessmertni.

Lo cierto es que es complicado reconocer la hipervitaminosis, pero el doctor apunta a algunos síntomas que pueden delatarla, como náuseas, letargo, fatiga y reducción del volumen de orina. En el caso de la hipervitaminosis de vitamina D también son característicos los vómitos, es decir, los síntomas de una intoxicación, explica el experto.

Es importante destacar que ni una carencia de vitaminas ni un exceso de las mismas influye en el sistema inmune, pero sí en el estado general de la salud, especialmente en el caso de la hipervitaminosis, concluyó Bessmertni

Fuente: Sputnik Noticias