Economía 05-05-2017

En Gran Canaria apuestan por el desarrollo de la geotermia

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), entidad dependiente del Cabildo Insular de Tenerife, y el Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria, dependiente del Cabildo Insular de Gran Canaria, firmaron esta semana un convenio que tiene por objeto materializar la primera fase del proyecto “Evaluación del Potencial Geotérmico de Gran Canaria”, reportó el Diario de Tenerife.

Esta primera fase cuenta con un presupuesto de 535.000 euros, de los cuales 435.000 son aportados por el Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria y 100.000 euros por el Involcan.

La rúbrica del documento contó con la presencia del presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el consejero del área Tenerife 2030, Antonio García Marichal; el director-gerente del Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria, Leonardo Marcos Gornal; y el coordinador científico de Involcan, Nemesio Pérez. Carlos Alonso agradeció la confianza depositada en el Involcan por parte del Cabildo de Gran Canaria y aseguró que “se trata de determinar el potencial geotérmico de Gran Canaria, algo que ya hemos estado realizando en Tenerife. Es una energía que no contamina, que tiene una alta continuidad y que tiene muchas aplicaciones”.

Por su parte, Leonardo Marcos Gornal indicó que el Consejo Insular de la Energía de Gran Canaria está dando sus primeros pasos y que este acuerdo “es muy importante para nosotros. Vamos a analizar toda la Isla para saber el potencial que tenemos y agradecemos la colaboración del Involcan para ello”.

Antonio García Marichal valoró la capacidad de los técnicos del Involcan y señaló que “parece razonable que un territorio volcánico como en el que nos encontramos estudiemos las posibilidades y el potencial que tenemos en materia de geotermia. Tenemos un personal altamente cualificado y con unas infraestructuras idóneas que ponemos a disposición de Gran Canaria”.

Nemesio Pérez señaló que los estudios “conllevará la materialización de diversos estudios geofísicos y geoquímicos en superficie. Se realizará un estudio de magnetotelúrica (MT) que conllevará un centenar de observaciones de MT en el ambiente superficial de la isla y que permitirá conocer la posible detección de anomalías de resistividad asociadas con estructuras geotérmicas productivas, incluyendo fallas y la presencia de trampas geológicas (cap rocks); necesarias para la existencia de sistemas geotermales en el subsuelo”.

En ese sentido, anunció que los trabajos de campo comenzarán en junio de este año y se prolongarán durante siete meses.

ENERGIA16