Análisis 31-05-2017

Entrevista: El proteccionismo perjudica a todos, expertos europeos

El proteccionismo perjudica a todos y reduce el bienestar económico general, ya que los consumidores y las empresas deben pagar un costo más alto por los mismos bienes o materias primas, dijeron a Xinhua expertos en comercio europeos.

"Sería mucho más beneficioso para la competitividad de la Unión Europea (UE) y los consumidores europeos si la UE limita el uso de los instrumentos de defensa comercial (IDC) a su mínimo indispensable", dijo Christian Verschueren, director general de EuroCommerce, el grupo representativo comercial de la UE para la venta al por menor y al por mayor.

El 3 de mayo, los estados miembros de la UE acordaron nuevas normas antidumping con una metodología revisada para calcular los precios del dumping. Las nuevas reglas fueron propuestas por la Comisión Europea el pasado mes de noviembre.

En la actualidad, las investigacones antidumping de la UE se basan en las listas de economía de mercado y de economía de no-mercado.

En la economía de no-mercado, los investigadores identificaron actividades de dumping comparando los precios de exportación con los de un tercer país, también conocido como "país de referencia", en lugar de con los precios internos en el país exportador, como es el caso de las economías de mercado.

En la nueva metodología, el enfoque sustitutivo del país es reemplazado por un concepto llamado "distorsión significativa del mercado". Esto permite a los investigadores de la UE corregir la "distorsión significativa del mercado" mediante la fijación de precios basados en los precios en un tercer país con niveles de desarrollo económico similares a aquellos en el país que está bajo investigación o en "precios internacionales no distorcionados".

No abandona el método del país de referencia. En cambio, intenta continuarlo de manera disimulada y eso podría conducir a unos impuestos más altos para los productores de un tercer país, indicó Bao Yongqing, abogado de comercio internacional de la oficina en Bruselas de la asesoría jurídica Steptoe & Johnson LLP.

Obviamente, el proteccionismo reducirá el bienestar económico general debido a que los consumidores y los negocios en las fases posteriores de la cadena de comercialización tendrán que pagar un coste más alto por los mismos productos y materias primas, apuntó Bao.

"Aquellos que sufren de los impuestos del acero en primer lugar son claramente los importadores y mayoristas de acero de la UE. Al final, no obstante, la cuenta la pagará el consumidor final", dijo a Xinhua Verschueren durante una entrevista reciente, y agregó que su organización seguirá apoyando el comercio libre y justo.

Verschueren recalcó que el sistema IDC de la UE ha sobrepasado el alcance legítimo, y ciertos sectores en la UE recurren a los aranceles antidumping como último recurso o como "un seguro de vida en el mar tempestuoso del mercado mundial".

Pidió a la UE que deje de concentrarse en la protección artificial de los sectores menos competitivos, debido a que unos precios asequibles de acero responden a los propios intereses de Europa.

Blandiendo el IDC, dijo Verschueren, no se puede resolver el "verdadero asunto relativo al sustento" de la industria de acero de la UE, que debe fortalecer la competitividad genuina de los productores locales. En este sentido, la UE, añadió, tiene que "hacer los deberes".

"Sería injusto esperar que los importadores y consumidores de la UE paguen la factura por posibles deficiencias en otras áreas, ni al nivel de empresas, ni al político", indicó Verschueren.

Xinhua