Política 07-05-2018

​Episcopados ayudarán a inmigrantes

Ocho Conferencias Episcopales de América del Sur trabajarán juntas para dar respuestas concretas a los desafíos que supone la migración masiva de los venezolanos, que buscan nuevos destinos por la difícil situación que atraviesa su país.

La iniciativa "Puentes de Solidaridad - Plan pastoral integrado para asistir a los migrantes venezolanos en Sudamérica" fue presentada hoy en la sala de Prensa del Vaticano.

En cierto modo, surgió como respuesta al constante pedido del papa Francisco de recibir, proteger, promover e integrar a los inmigrantes y refugiados. Para tal fin las iglesias latinoamericanas reciben el apoyo de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral.

"Estas Conferencias Episcopales elaboraron un plan pastoral que se propone promover el desarrollo humano integral de centenares de miles de venezolanos en cada fase del proceso migratorio: partida, tránsito, llegada y retorno", reportó en un comunicado el Servicio de Información Religiosa (SIR). El texto indica que "a través de una acción coordinada, este plan integral contempla una amplia gama de actividades y servicios a favor de los inmigrantes venezolanos, de otros inmigrantes vulnerables y de las comunidades que los reciben". El proyecto fue presentado hoy por Arturo Sosa, superior general de los Jesuitas, de origen venezolano, y los religiosos Fabio Baggio y Michael Czerny, subsecretarios de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral.

El plan prevé la apertura de centros de servicios y refugios para los inmigrantes vulnerables; asistencia sobre cuestiones de alojamiento, trabajo e inclusión social; ampliación del acceso a la educación y a la salud; apoyo legal; formación profesional de agentes pastorales y campañas de sensibilización de las comunidades locales.

Además, hoy se presentó un curso sobre "Defensa en el ámbito migratorio" para agentes pastorales en Sudamérica, promovido por la Pontificia Universidad Católica Argentina y patrocinado por la Sección Migrantes y Refugiados.

ANSA