Mundo 29-03-2017

"Era Trump" rompe tradición del G20 sobre "proteccionismo"

La primera reunión del G20 de la "era Trump" rompió una tradición del pasado, según la cual el comunicado final del encuentro concluía con una firme condena del proteccionismo.


El texto difundido tras el cierre de los dos días de discusiones en Alemania entre los ministros de Finanzas y gobernadores de los Bancos Centrales de los países del grupo evita todo tipo de referencia a ese concepto clave en las relaciones comerciales entre países.


De una u otra manera, la Casa Blanca logró romper lo que hasta este fin de semana era un tabú en este tipo de reuniones: el término "proteccionismo" quedó fuera del comunicado.

En otras palabras, durante los coloquios de Baden Baden se registró una fractura entre Estados Unidos y la mayoría de los otros países presentes en la reunión, que ahora saben qué es lo que les espera para los próximos meses.

Estados Unidos podrá revisar las estrategias y políticas comerciales impulsadas hasta ahora por Barack Obama, protegiendo al mismo tiempo a su economía nacional tal cual indica el objetivo, señalado durante la campaña electoral de Trump, del "America First". Pese a las críticas no sólo de China sino también del frente de la UE, la presidencia alemana se mostró dispuesta a acoger a la posición de Estados Unidos, que en realidad apuntó también más alto.

Washington presionó no sólo para cancelar las referencias en el texto a la protección del comercio sino que pidió eliminar toda referencia a las relaciones "multilaterales" o basadas "en las normas", conceptos sustituidos con el término "comercio libre y justo".

Esta visión de las relaciones comerciales da gran libertad de acción a los países y permite de hecho campo libre para hacer caso omiso incluso de las normas y medidas establecidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC).
Menos que para los estadounidenses, el resultado final del 'cónclave' entre los ministros y banqueros centrales del G20 fue decepcionante. "Estamos comprometidos para fortalecer el aporte del comercio a nuestras economías", se limita a decir el texto.

"A veces en este tipo de reuniones no es posible alcanzar los resultados que uno quisiera lograr", precisó el ministro de Economía de Alemania, Wolfgang Schaeuble, al término de la reunión.
"Hemos hablado mucho de comercio y encontramos una fórmula" en el documento final que "refleja la voluntad de seguir evitando una devaluación competitiva, una competencia no justa.
Todos estamos convencidos que el comercio global fortalece a nuestras economías"
, precisó Schaeuble.


El responsable del Bundesbank (Banco Central alemán), Jens Weidmann, fue aún más explícito: "no hubo consenso en el tema de las relaciones comerciales El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, recordó a su vez que Washington cree en "un comercio libre y equilibrado", concepto que en realidad -añadió Scheuble- aún no ha sido explicado con precisión.