Política 24-05-2017

¿Es la Cumbre del G7 tan relevante como alguna vez lo fue?

Con la proximidad de la sesión número 43 de la Cumbre del Grupo de los Siete (G7) algunos analistas se preguntan si este foro de alto perfil iniciado en 1975 no corre el riesgo de dejar de ser de utilidad.

La cumbre de este año se realizará el 26 y 27 de mayo en Taormina, en la isla italiana sureña de Sicilia. Esta es la sexta ocasión en que Italia es sede del evento que también incluirá a líderes de Canadá, Francia, Alemania, Japón, Reino Unido y Estados Unidos.

La carta del G7 señala que el grupo fue fundado "para facilitar las iniciativas macroeconómicas compartidas", "monitorear los acontecimientos de la economía mundial ...(y) evaluar políticas económicas".

Pero un número creciente de analistas señala que esta función puede ser realizada mejor por otros grupos, como el Grupo de los Veinte (G20) fundado en 1999 que incluye a los miembros del G7 más importantes países en desarrollo como Argentina, Brasil, China, India y Sudáfrica, o tal vez por los 35 integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"Hace 25 años, los miembros del G7 representaban más del 70 por ciento de la economía mundial", dijo a Xinhua Antonio Villafranca, coordinador de investigaciones y jefe del Programa Europeo del Instituto para el Estudio de la Política Internacional con sede en Italia. "Actualmente es de menos de 50 por ciento", señaló.

En contraste, el G20 representa el 85 por ciento de la producción económica mundial, el 80 por ciento del comercio mundial y cerca de dos tercios de la población del planeta.

"Es fácil imaginar que algún día el G20 asumirá el papel que el G7 ha tenido durante la última generación", dijo Villafranca.

Esto no ocurrirá en el corto plazo. Los líderes que se reunirán en Taormina llegaron a un acuerdo sobre una agenda ambiciosa que incluye cooperación económica, políticas fiscales transfronterizas, migración, seguridad, terrorismo y cambio climático.

El G7 ya tiene planeadas varias cumbres futuras: En el 2018 la sede será Canadá, seguida por Francia en 2019, luego Estados Unidos, Reino Unido y después Alemania en 2022.

De acuerdo con Antonietta Di Biase, profesora de derecho internacional y comentarista frecuente sobre relaciones internacionales de la Universidad de Roma III, siempre habrá algunas áreas que serán abordadas mejor por un grupo más pequeño de países ricos e industrializados como el G7.

"Creo que el papel del G7 evolucionará con el tiempo y podría disminuir", dijo Di Biase en una entrevista. "Pero para discutir la cooperación en ayuda exterior, digamos, tiene sentido porque estos son los países que proporcionan gran parte de ella. En migración también tiene sentido porque estos son los sitios, Europa y Estados Unidos, a donde los migrantes tratan de llegar".

"Pero creo que algunos aspectos serán tomados finalmente por el G20", dijo, "o la OCDE o entidades financieras multilaterales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional". Fin

Xinhua