Política 13-11-2018

España considera “nulas” las elecciones en Donetsk y Lugansk

El Gobierno de España criticó el lunes las elecciones celebradas en los territorios de Donetsk y Lugansk, dos repúblicas secesionistas del este ucraniano.

A través de un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España ha calificado de “nulas en pleno derecho” las elecciones realizadas el domingo en las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

El Gobierno español, precisa la nota, considera estas elecciones “un paso atrás” en la resolución del conflicto en el este ucraniano y una “violación” de los Acuerdos de paz de Minsk, firmados en 2015 en la capital belorrusa del mismo nombre.

Estos acuerdos prevén la celebración de elecciones locales en el marco de la legislación ucraniana y bajo estándares de observación electoral de la Organización de Cooperación y Seguridad en Europa (OSCE, por sus siglas en inglés).

Según Exteriores de España, Madrid “siempre se ha mostrado firme en la defensa del principio de soberanía e integridad territorial del Estado, garantía de estabilidad en las relaciones internacionales”.

Las repúblicas de Donetsk y Lugansk eligieron el domingo a sus nuevos líderes en unos comicios respaldados por Rusia, pero condenados por Kiev (capital ucraniana), Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que anunciaron que no reconocerán los resultados.

Denis Pushilin (Donetsk) y Leonid Pasechik (Lugansk) ganaron las elecciones en sus respectivas regiones, tras el escrutinio del más del 96 % de los votos, informaron las autoridades electorales de los territorios separatistas.

Rusia y Ucrania tienen malas relaciones desde la llegada al poder en Kiev de los prooccidentales, en 2014, a raíz del levantamiento del Maidán y el derrocamiento del presidente Viktor Yanukovich, y la posterior reincorporación de Crimea efectuada por Rusia, tras una consulta popular.

Posteriormente, los independentistas prorrusos tomaron los territorios del este de Ucrania. Kiev y otros países occidentales acusan a Moscú de apoyar militarmente a los soberanistas, algo que Rusia niega.

España, que siempre se ha opuesto a movimientos independentistas tanto en su territorio como en otros Estados, puso fin al sueño separatista en Cataluña con la aplicación, en su momento, del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno central y el cese del govern catalán presidido por Carles Puigdemont.

HISPANTV