Salud 25-08-2020

España moviliza a su ejército para rastrear casos de Covid-19

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ofreció hoy a las regiones del país dos mil efectivos del Ejército para rastrear los casos de Covid-19, ante una evolución de la pandemia que calificó de preocupante.

En una comparecencia en el gubernamental Palacio de la Moncloa, Sánchez anunció que pondrá esos militares a disposición de las 17 comunidades autónomas (regiones) de la nación europea, competentes en materia sanitaria, para realizar labores de rastreo.

Hay dos mil miembros de las Fuerzas Armadas capacitados para cumplir esa misión, sobre todo en los territorios con más dificultades, remarcó el mandatario.

Como parte de esa colaboración desde la Moncloa, el político socialdemócrata recordó que el ejecutivo español destinó un fondo no reembolsable de 16 mil millones de euros para que las autonomías reforzaran el enfrentamiento al coronavirus SARS-CoV-2.

'Vamos a volver a doblegar la curva y tenemos que hacerlo unidos', afirmó Sánchez, en momentos en que la falta de recursos humanos en las regiones más afectadas es uno de los problemas a los cuales se atribuye el aumento de contagios durante el verano.

Aunque reconoció que la evolución de la Covid-19 -la enfermedad causada por el mortífero virus- es preocupante, aseguró que la situación está lejos de los datos registrados a mediados de marzo.

No podemos permitir que la pandemia vuelva a adueñarse de nuestra vida como en la primavera, enfatizó el jefe del Gobierno, quien llamó a impedir que el miedo 'nos paralice y no nos deje actuar'.

Durante la rueda de prensa posterior a la primera reunión del Consejo de Ministros tras las vacaciones estivales, también invitó a los líderes de las diferentes comunidades autónomas a recurrir al estado de alarma si lo consideran necesario para controlar la epidemia.

'Si un presidente autonómico considera que necesita este instrumento, el Gobierno de España se abre a darles esta capacidad', subrayó Sánchez sobre ese precepto constitucional aplicado por su administración entre el 14 de marzo y el 21 de junio.

Con la declaración del estado de alarma, los 47 millones de españoles vivieron uno de los confinamientos más estrictos de Europa, que logró contener la propagación de la Covid-19.

Sin embargo, desde finales de julio y lo que va de agosto, la nación europea sufrió un crecimiento exponencial de las infecciones.

Según el balance publicado la víspera por el Ministerio de Sanidad, España acumula 405 mil 436 casos positivos y 28 mil 872 muertos desde el comienzo de la enfermedad, con una incidencia en los últimos siete días de 40 mil 427 contagios y 96 fallecidos.

Prensa Latina