Mundo 18-02-2021

España se sumerge en disturbios y protestas por la detención del rapero Pablo Hase

En España, por segundo día, se registran fuertes protestas, con cargas policiales y disturbios, por la detención del rapero Pablo Hasel, ocurrida durante la mañana del lunes.

Una de las mayores manifestaciones se realizó en Barcelona, en la zona Jardinets de Gracia de la capital catalana, donde hay una fuerte presencia de los Mossos d'Esquadra. Esta movilización fue convocada por los Comités de Defensa de la República (CDR) y arrancó a las 19:00 horas.

"Barcelona antifascista" y "Libertad, Pablo Hasel" fueron algunos de los cantos que se oyeron en la multitudinaria protesta, donde los asistentes iban andando, en bicicleta, en patines o en monopatín.

Tras un rato de marcha, comenzaron los choques entre la Policía y los congregados, luego que los uniformados hicieran unas detonaciones para impedir el avance de los asistentes.

Algunos de los manifestantes tomaron contenedores de basura y los lanzaron, junto con piedras, contra los vehículos de los Mossos, en respuesta a las balas de goma que recibían. Otros armaron una barricada en las inmediaciones de la plaza de Urquinaona, donde encendieron fuego a desechos, que fue apagado por bomberos que llegaron minutos después.

Una situación similar se registró en la Plaza de Cataluña, donde otros asistentes a la manifestación tomaron los contenedores de basura y les prendieron fuego. Minutos más tarde, los focos fueron atendidos por los bomberos, una vez que la Policía dispersó a los descontentos.

Según los Mossos d'Esquadra, se registraron encontronazos similares entre la Policía y los manifestantes, así como levantamiento de barricadas, en Girona y en Lleida. También hubo manifestaciones en Tarragona.

En Lleida, parte las personas que tomaron parte en la protesta llegaron hasta las inmediaciones de la cárcel de Ponent, donde se encuentra recluido el rapero y también quemaron contenedores frente al recinto penitenciario. La Policía, no obstante, logró disolver la concentración.

Los Mossos d'Esquadra informaron de la detención de seis personas en la noche de este miércoles en Cataluña: una en Barcelona, tres en Lleida y dos en Tarragona.

En este apartado de los protestas en tierras catalanas, ha trascendido en las últimas horas que una manifestante herida en la tarde del martes por el impacto de una pelota de goma en la cara ha perdido finalmente el ojo.

Así lo ha confirmado Irídia, una asociación catalana de defensa de los Derechos Humanos. La mujer está ingresada en el Hospital Clínic de Barcelona, tras haber sufrido el estallido del globo ocular. Se encuentra en estado grave pero no se teme por su vida.

Cientos en Madrid

Mientras, en Madrid, centenares de manifestantes acudieron a la Puerta del Sol en la tarde de este miércoles, convocados por la plataforma Movimiento Antirrepresivo de Madrid, para expresar igualmente su repulsa por el proceso judicial contra Pablo Hasel.

En esta manifestación, que fue anunciada en las redes sociales bajo el lema "Secuestrado por el Estado ¡Todos a la calle! ¡Conquistemos su libertad!", los asistentes corearon, entre otros cánticos: "Madrid será la tumba del fascismo".

Algunos de los presentes portaron carteles en los que se podía leer "Mandan porque nos amordazan", "no nos callarán", "Hasel y todos libres", "Rey prisión, Rap libertad", "Basta ya de censura", "No a la ley mordaza" y "Censura=Tiranía".

La concentración arrancó a las 19.00 horas de manera espontánea, sin la autorización de la delegación del Gobierno, por lo que una hora más tarde un abundante dispositivo policial se presentó en la zona.

De acuerdo con el diario Público, en torno a las 20.00, decenas de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) efectuaron varias cargas contra los manifestantes, mientras cortaban los accesos a la plaza para impedir tanto la salida de los que se encontraban allí como la llegada de nuevos grupos.

Asimismo se ha reportado ruido de disparos de pelotas de goma y momentos de confusión en los que la abundancia de humo en el ambiente dificultaba la visión.

Ha sido después de que los agentes dispersaran la concentración de la plaza cuando algunos de los manifestantes han formado barricadas con contenedores ardiendo para frenar el avance de los uniformados, mientras se desplazaban por las calles aledañas, en las que se han registrado daños en el mobiliario urbano.

Un total de 14 personas han resultado detenidas y se han contabilizado al menos al nueve de heridos.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, condenó la manifestación y catalogó de "delincuentes" a los asistentes a la protesta.

De igual forma, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, dijo: "Apoyo total y rotundo a las fuerzas de seguridad del Estado. Los violentos y los que no aceptan las normas no tienen cabida en nuestra sociedad".

Por su parte, los asistentes a la concentración de la capital han reseñado la violencia policial ejercida por las autoridades para reprimir a los manifestantes.

Estas manifestaciones en respaldo a Hasel también se han replicado en Granada. Ahí, los manifestantes también han quemado contenedores en las barricadas que han levantado.

Según afirmó en declaraciones a RT el abogado y analista internacional José Manuel Rivero Pérez, las protestas en España no generan preocupación dentro de la UE sobre la vulneración del derecho de la expresión, aunque el bloque comunitario "sí utiliza e instrumentaliza" el mismo principio "para lograr la desestabilización en Rusia" por el caso del opositor ruso Alexéi Navalny.

Detención y disturbios

Hasel fue detenido el pasado lunes cuando decenas de agentes de los Mossos d'Esquadra ingresaron al rectorado de la Universidad de Lérida, en Cataluña, un día después de que el cantante se encerrara en el lugar con varios manifestantes que querían evitar su arresto.

Su detención tuvo lugar días después de que se cumpliera el plazo establecido por la Audiencia Nacional para su ingreso voluntario en prisión, por una condena a nueve meses y un día por el contenido de 64 tuits y una canción de su autoría, por lo que lo acusan del delito de enaltecimiento del terrorismo e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas de seguridad del Estado.

Sobre Hasel pesaba además otra condena a dos años de prisión dictada en 2014, cuya ejecución está en suspenso, también por enaltecimiento del terrorismo, esta vez por el contenido de otra de sus canciones, que contenía alusiones supuestamente laudatorias a diversas bandas terroristas.

Precisamente, ahora entra en prisión por tener antecedentes penales, puesto que en España no se suele privar de libertad con condenas inferiores a los dos años. Además, la actual condena a nueve meses y un día de cárcel podría verse aumentada hasta los dos años y cuatro meses si el rapero no abona la multa de 30.000 euros impuesta, que Hasel ya ha afirmado que no piensa pagar.

Tras su detención, se han registrado las reseñadas protestas en varias ciudades españolas, como Girona, Lleida, Vic, Reus, Valencia, Barcelona y Madrid.

Fuente: RT Noticias