Política 26-03-2021

Etiopía asegura que Eritrea se retira de Tigray

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, aseguró este viernes que la vecina Eritrea accedió a retirar sus tropas de la región de Tigray, al norte de la nación, unos días después de confirmar por primera vez su presencia en el país.

El anuncio llegó a través de un comunicado, en el cual el primer ministro etíope explicó que discutió esta retirada de tropas con el presidente eritreo, Isaias Afewerki, durante una visita a Asmara, capital de Eritrea.

En esa dirección explicó "el Gobierno de Eritrea aceptó retirar sus tropas fuera de las fronteras de Etiopía", confirmó en el escrito publicado en su cuenta de Twitter.

Ahmed explicó, para justificar la presencia de tropas eritreas en el país, que el Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF) lanzó cohetes contra Asmara, "provocando que el Gobierno de Eritrea cruzara la frontera etíope para prevenir futuros ataques y mantener su seguridad nacional".

Con la retirada, las tropas etíopes "se harán cargo de la vigilancia de las zonas fronterizas de forma inmediata", precisó el premier etíope, tras destacar que "Etiopía y Eritrea continuarán fortaleciendo sus relaciones bilaterales y ambiciones de cooperación económica".

Hace tres días, Ahmed reconoció por primera vez la entrada de fuerzas eritreas para apoyar al ejército etíope en la ofensiva lanzada en noviembre contra el Frente Popular de Liberación de Tigray.

Abiy rechazó una petición de Washington a favor de un alto el fuego en Tigray, de acuerdo al senador estadounidense Chris Coons, quien funge como emisario a Etiopía por parte del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El mandatario estadounidense reconoció al respecto: "presioné para una declaración unilateral de alto el fuego, algo con lo que el primer ministro (etíope) no estuvo de acuerdo, y presioné para avanzar rápidamente hacia un diálogo político total sobre la futura estructura política en Tigray".

La ONU anunció el jueves que habían alcanzado un acuerdo para llevar a cabo una investigación conjunta sobre las violaciones de los Derechos Humanos cometidos "por todas las partes" en el marco del conflicto.

La ofensiva en Tigray arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro en respuesta a un ataque del TPLF, que entonces gobernaba en Tigray, contra una base del ejército en la capital regional, Mekelle, la cual se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Fuente: Telesur