Política 25-02-2019

Fuerzas de seguridad de Brasil ayudan a destensar la frontera con Venezuela

Agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad de Brasil ayudaron a destensar la frontera con Venezuela en Pacaraima al ampliar el cordón de seguridad en la línea fronteriza que separa los dos países.

A lo largo de este 24 de febrero, manifestantes venezolanos del lado brasileño provocaron a los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana quemando objetos y lanzando piedras, hasta que los militares venezolanos reaccionaron lanzando bombas de gas lacrimógeno para dispersarlos.

Al igual que ocurrió el sábado, algunas de esas bombas de gas cayeron en el lado brasileño, por lo que poco después la Fuerza Nacional de Brasil optó por mover a todos los curiosos que estaban en la zona unos 100 metros más hacia el territorio brasileño.

De esta forma, la multitud quedó más alejada de los militares venezolanos que siguen cerrando la frontera, lo que evitó nuevos incidentes.

La tarde del 24 de febrero también estuvo marcada por la llegada de alrededor de un millar de partidarios del Gobierno de Nicolás Maduro procedentes del lado venezolano, acompañados de algunas autoridades.

Cantando el himno nacional y con grandes banderas, acompañaron a un camión grúa que izó de nuevo en la línea fronteriza la bandera venezolana que un grupo de manifestantes del lado brasileño había arrancado el sábado por la tarde.

A lo largo de todo el 24 de febrero no hubo ningún nuevo intento de ingresar a Venezuela con ayuda humanitaria; las dos únicas camionetas que llegaron hasta Pacaraima permanecen en la ciudad, pero aparcadas lejos de la línea fronteriza.

La oposición venezolana anunció que el sábado ingresarían por la frontera los cargamentos con alimentos y medicamentos donados por EEUU y otros países, los cuales fueron tildados por el presidente Nicolás Maduro como "migajas" y de "un show para justificar una intervención en el país".

La vicepresidenta Delcy Rodríguez, a su vez, enfatizó que en Venezuela "no hay crisis humanitaria" y recordó que en el marco del derecho internacional se procede a una ayuda humanitaria solo en caso de catástrofes naturales y conflictos armados.

El Gobierno venezolano advirtió que cualquier vehículo que ingrese a su territorio sin autorización será considerado como blanco militar.

El 5 de enero el opositor Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela, apelando a un artículo constitucional que prevé esa figura.

El presidente Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los EEUU, a los que se sumaron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Sputnik