Política 14-08-2018

Gobierno de Guatemala califica de injerencia amparo en favor de embajador sueco

La acción de amparo otorgada por la Corte Constitucional de Guatemala a la Fundación Myrna Mack para impedir la expulsión del embajador sueco Anders Kompass es una injerencia al Estado, dijo el lunes la canciller guatemalteca Sandra Jovel.

"Esta acción de amparo es una injerencia e intromisión en violación a nuestro sistema de Gobierno como república democrática y al estado de derecho", dijo Jovel en una audiencia pública en la Corte Constitucional para argumentar contra el amparo provisional otorgado para evitar el retiro del país del embajador Kompass, según la transmisión en vivo por la red social Twitter.

El gabinete del presidente Jimmy Morales se presentó en pleno a la audiencia en respaldo de la canciller Jovel.

Por tres votos a dos, la Corte Constitucional aceptó el 29 de mayo pasado una acción de amparo contra la expulsión de Kompass, ordenada por Jovel el 10 de mayo.

La acción contra el diplomático sueco, con una dilatada carrera internacional en defensa de los derechos humanos, se debió a que Kompass "llamó corrupta a la sociedad guatemalteca", según Jovel, en un acto de donación de nueve millones de dólares para la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

En ese acto, en enero de este año, Kompass dijo que "los cambios institucionales deben ser de una naturaleza tan integral que no solo cambien la percepción de un individuo de cómo jugar las reglas del juego en una sociedad corrupta, sino también, y quizá principalmente, hay que crear la percepción de que otros en su situación también están dispuestos a cambiar su comportamiento; esto en otras palabras exige una medicina fuerte, y creo que en Guatemala esta medicina se llama Cicig".

La Cicig, creada en 2006 por un acuerdo firmado por el Gobierno de Guatemala y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y ratificado por el Congreso, está bajo fuerte presión para cesar sus actuaciones.

El presidente Morales declaró persona "non grata" al comisionado de la Cicig, el jurista colombiano Iván Velázquez, y llegó a pedir incluso su salida en la Organización de las Naciones Unidas.

La Cicig junto a la fiscalía general pidió la semana pasada por tercera vez el antejuicio al presidente Morales para juzgarlo por financiamiento electoral ilícito.

En la audiencia del 13 de agosto, el abogado el Ministerio de Relaciones Exteriores, Luis Lam, dijo que la "Corte de Constitucionalidad otorgó un amparo provisional que se considera como una intromisión directa en funciones que le competen con exclusividad al jefe de Estado y presidente constitucional.

En sus argumentaciones el abogado afirmó que "cualquier acción que pudiera proceder en cuanto de la acción tomada (la expulsión del embajador Kompass) solo puede ser realizada por Suecia en el ámbito del derecho internacional público, la Fundación Myrna Mack o el abogado Alfonso Carrillo no ostentan, o al menos no se acreditó en estas diligencias, ninguna representación legal del reino de Suecia".

La Fundación Myrna Mack fue creada en 1993 por Helen Mack en memoria de su hermana, una antropóloga asesinada en 1990 por un escuadrón de la muerte de las fuerzas armadas guatemaltecas.

La organización no gubernamental se volcó a trabajar contra la impunidad y en favor de la justicia y los derechos humanos.

La ministra de Exteriores de Suecia, Margot Wallström, se mostró decepcionada por la petición de Guatemala de retirar a Kompass, un destacado diplomático con una extensa trayectoria en la ONU y como embajador también en otros países de América Latina.

Kompass se encuentra actualmente en Honduras, donde presentó sus cartas credenciales, ya que está asignado por su Gobierno como embajador concurrente en varios países de América Central.

Sputnik