Mundo 21-11-2019

Gobierno de Haití condena vandalismo contra instituciones

El gobierno de Haití condenó hoy los actos de vandalismo en instituciones públicas y privadas en el país, y los calificó de irrespetuosos con la democracia y el Estado de derecho.

En particular, denunció el incendio del Buró Electoral Departamental, en la ciudad norteña de Cabo Haitiano, y de la iglesia Baptiste en esa misma urbe, así como de la agresión contra los locales del Colegio de Canape-Vert, en esta capital, que fueron cubiertos con material fecal.

Se trata de 'una serie de actos considerados graves violaciones de las libertades individuales y una flagrante manifestación de la intolerancia mostrada por algunos actores políticos', señala un comunicado firmado por la secretaría de Estado para la Comunicación.

Pide además que se respeten los lugares de culto y enseñanza, y llama a las fuerzas de la sociedad a condenar los hechos que 'conmocionan a la República'.

Desde mediados de septiembre, Haití vive una serie de protestas que exigen la renuncia inmediata del presidente Jovenel Moïse, salpicado en presuntos casos de corrupción de fondos públicos, y acusado de no conducir el país.

Las manifestaciones se han extendido a todo el territorio nacional y paralizan las principales actividades económicas, además que al menos de millones de niños no pueden asistir a clases.

Pese a la presión popular, y al creciente número de gremios que piden la dimisión del mandatario, Moïse insiste en mantener su puesto, y señala que combatirá la corrupción y el 'sistema', que mantiene a más del 60 por ciento de la población por debajo de la línea de la pobreza.

A inicios de semana, a propósito del aniversario 2016 de la batalla de Vertieres, que liberó a Haití del yugo colonial francés, el mandatario apeló a la unidad y al diálogo para solucionar la crisis.

La oposición, por su parte, rechaza el diálogo con el jefe de Estado, e insiste en mantenerse en las calles hasta el fin de su gobierno.

PRENSA LATINA