Política 14-02-2021

Independentistas reclaman un referéndum tras superar 50% de votos en Cataluña

"Cataluña ha hecho historia por primera vez, el independentismo supera el 50% de votos y el país inicia una nueva etapa. Tenemos una fuerza inmensa para conseguir la amnistía y la autodeterminación, el referéndum y la República catalana", manifestó el candidato de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y vicepresidente catalán, Pere Aragonès.

Con el 99% de votos escrutado a medianoche, los cuatro partidos nacionalistas que se presentaron a los comicios alcanzaron el 50,81% de apoyos.

ERC (33), Junts per Catalunya (32) y la Candidatura d'Unitat Popular (9) sumaron 74 escaños, superando la mayoría de 68 asientos en la Cámara autonómica de 135 diputados, mientras que el Partido Demócrata quedó fuera de la Cámara.

En un primer discurso para valorar los resultados, Aragonès se erigió como presidente del próximo Gobierno de Cataluña respaldado por la mayoría independentista y emplazó al presidente de España, Pedro Sánchez, a acordar un referéndum.

"A Sánchez: es la hora de resolver el conflicto, de sentarse y ver cómo resolvemos esto votando en un referéndum sin represión", manifestó el candidato de ERC, que trasladó el mensaje en inglés a las autoridades europeas.

El líder republicano y exvicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras, destacó por su parte que los resultados de los comicios constituyen "un mensaje muy claro" de la ciudadanía y se mostró "comprometido a culminar el proceso hasta una República catalana".

La celebración del bloque nacionalista se extendió a Junts per Catalunya, el partido impulsado por el expresidente catalán huido a Bélgica, Carles Puigdemont, que por primera vez se vio superado por sus socios de ERC.

En una comparecencia telemática, Puigdemont declaró que "tres años después" de las elecciones de 2017 el independentismo "ganó de nuevo las elecciones" y prometió "hacer llegar este mensaje" a Madrid y a la Unión Europea.

"Nuestro deber será hacer la República de Cataluña", dijo el dirigente separatista, mientras que la candidata de Junts, Laura Borràs, prometió que los resultados de los comicios "tendrán consecuencias políticas".

Junto con la otra fuerza nacionalista que entró en la Cámara, la CUP, los partidos de Junqueras y Puigdemont afrontan el reto de formar un nuevo Gobierno independentista tras fracasar en la anterior legislatura compartida.

ERC y JxCat dieron por agotado su liderazgo a principios de 2020 por sus discrepancias en torno a las aspiraciones separatistas.

Mientras que los republicanos son partidarios del diálogo con el Gobierno de España y un referéndum acordado, desde Junts apuestan por la vía unilateral y la desobediencia.

La principal diferencia en la coalición independentista que se perfila tras esta cita electoral es que por primera vez ERC ostentaría la presidencia, por lo que la apuesta por el diálogo con el Ejecutivo de Pedro Sánchez podría imponerse a la rebeldía de los de Puigdemont.

Prensa ICS / Sputnik