Mundo 18-11-2020

Iota deja fuertes estragos en Centroamérica

Nicaragua sufrió los estragos de la tormenta tropical Iota, dejando 10 fallecidos y miles de personas incomunicadas, sin agua ni luz a causa de los fuertes vientos que han sido catalogado por los expertos como catastróficos.

Iota se acercó también a Honduras aún con fuerza de huracán, aunque debilitado pero aún originando descargas eléctricas, intensas lluvias y fuertes vientos en zonas de Centroamérica que ya venían de ser duramente golpeadas por el ciclón Eta, que también dejó seis muertos en Nicaragua, dos en Colombia y uno en Panamá.

El huracán Iota tocó tierra en Nicaragua el 17 de noviembre en categoría 4, con vientos máximos de 250 kilómetros por hora: se convirtió en el huracán del Atlántico más fuerte del año.

El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. advirtió que las fuertes lluvias e inundaciones repentinas, así como las crecidas de ríos, amenazan la vida de los pobladores, hasta el jueves, en gran parte de Centroamérica.


Iota pasará a la historia no solo por su magnitud desastrosa con la que impactó en territorio nicaragüense, sino por haberse convertido también en la trigésima tormenta tropical de la temporada de huracanes 2020.

Expertos afirman que la cantidad y la fuerza de los huracanes que se presentaron este año se debe a la ausencia del fenómeno El Niño, la temperatura de los océanos y los patrones atmosféricos, los que se presentan en la era del cambio climático.

Desde octubre, se han reportado cuatro tormentas con nombre: Delta, Epsilon, Eta e Iota, todos tomados del alfabeto griego porque la lista regular de nombres de tormentas se agotó.


Prensa ICS / Hispantv / Nicaragüense