Política 12-06-2020

Irán rechaza informe ‘politizado’ de ONU sobre ataques a Arabia Saudí

Irán rechaza el informe de la ONU sobre la implicación de su país en los ataques yemeníes contra Arabia Saudí y señala que esto se hizo bajo presión de EE.UU.

La República Islámica rechaza los reclamos de la Secretaría de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que parece estar bajo presión política de los regímenes de Estados Unidos y Arabia Saudí”, según reza un comunicado del Ministerio de Exteriores de Irán, publicado este viernes.

La nota reacciona a un informe del secretario general de la ONU, António Guterres, entregado el jueves al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), que alega que los misiles de crucero y los aviones no tripulados utilizados por los combatientes yemeníes en los ataques contra Arabia Saudí, en septiembre de 2019, fueron de “origen iraní”.

El mencionado documento, además, afirma que “los elementos pueden haber sido transferidos de manera inconsistente” con la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad, que consagra el acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, firmado entre Irán y las potencias mundiales en 2015.

La Cancillería iraní, no obstante, ha expresado su alta preocupación de que la Secretaría de este organismo internacional sea utilizada como una herramienta para lograr unos objetivos totalmente selectivos y políticamente motivados de algunos países específicos.

“Estos informes no cambiarán los hechos y es claro para todos que las actuales circunstancias en la región se derivan directamente de las políticas equivocadas de Washington y el régimen infanticida de Riad”, agrega el comunicado.

La Cartera persa también ha advertido que tales informes no solo dejarán de ayudar a promover la paz y la seguridad en la región e implementar las resoluciones del CSNU, sino destruirán por completo la validez y reputación de las Naciones Unidas en el mundo.

El Ministerio iraní, sin embargo, no deja de llamar la atención de que el informe se conozca justo cuando las autoridades estadounidenses trabajan en la elaboración de “una peligrosa resolución” para extender el embargo de armas contra Irán.

Irán denuncia esfuerzos de EEUU para inhabilitar resolución 2231

Más pronto en el día, la misión diplomática de Irán ante la ONU también rechazó categóricamente las observaciones del citado informe y aseguró que “la Secretaría del organismo carece de la capacidad, la experiencia y el conocimiento para llevar a cabo una investigación tan sofisticada y sensible”.

A mediado de septiembre de 2019, el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá, atacó con distintos aviones no tripulados (drones) y misiles las instalaciones vitales de la compañía petrolera saudí Aramco y el aeropuerto de Abha, en represalia por las ofensivas de Riad y sus aliados en contra de Yemen.

Después de que el ataque provocara grandes explosiones y una amplia destrucción en dichas refinerías, las autoridades estadounidenses y saudíes alegaron que la acometida se realizó con misiles de crucero que “probablemente provenían de Irán”.

El Gobierno iraní ha rechazado en reiteradas ocasiones todas las acusaciones occidentales sobre su presunto papel en los ataques a Aramco y enfatizó que la única vía para acabar con la crisis en Yemen pasa por el cese de los ataques saudíes, así como por el fin del apoyo político y armamentístico de ciertos Estados occidentales a los agresores.

Fuente: Hispantv