Política 25-07-2020

Israel, aturdido ante venganza de Hezbolá: no maté a propósito

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) confirmó en un comunicado la muerte de Ali Kamel Mohsen, uno de sus combatientes, en un ataque nocturno del lunes que lanzó Israel cerca del aeropuerto internacional de Damasco, situado en el sur de la capital homónima de Siria.

Desde entonces, el régimen de Tel Aviv ha adoptado una serie de medidas para hacer frente a un posible ataque de venganza del movimiento libanés, entre ella, poner en máxima alerta a sus fuerzas.

Sin embargo, al no poder pronosticar la magnitud de la venganza eventual, Israel ha enviado un mensaje de Hezbolá, a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para informarle de que no mató a propósito a su combatiente.

“Israel no tenía información sobre la presencia de Ali Kamel Mohsen (en el sitio atacado) ni pretendía asesinarlo”, se lee en el mensaje según ha revelado este sábado la cadena libanesa Al-Mayadeen.

El medio libanés, asimismo, ha refutado informes publicados por medios como el kuwaití Al-Jarida, que afirmaban que el mensaje fue enviado a Hezbolá a través de mediadores internacionales como Rusia.

Aunque el régimen de Tel Aviv ha alertado a la Resistencia libanesa de las consecuencias de un acto militar contra blancos israelíes en respuesta al asesinato de Mohsen, Al-Mayadeen admite que Israel sigue estando “aturdido” por cómo y de dónde llegará la venganza.

Atemorizado por el poder destructivo de Hezbolá, Israel ha aprendido a actuar con mucha precaución con los combatientes libaneses que obligaron en 2006 a los israelíes a retirarse de partes de El Líbano.

De hecho, la capacidad militar de Hezbolá para operar armas antibuque avanzadas, en concreto, plantea una seria amenaza para la armada israelí, que ha estado trabajando para mejorar sus contramedidas ante el poderío de la Resistencia libanesa.

Fuente: Hispantv