Economía 13-06-2018

Italia y Francia, crisis inesperada

El gobierno de Italia consideró hoy "inaceptables" las declaraciones de Francia por el caso de la nave Aquarius, con 600 migrantes a bordo y que Roma se negó a recibir en su territorio, en un nuevo capítulo de la crisis que estalló entre ambos países. El canciller italiano, Enzo Moavero Milanesi, dijo que las acusaciones francesas "comprometen las relaciones" bilaterales y precisó que París utilizó "tonos inaceptables".

"El gobierno italiano auspicia que París asuma rápidamente iniciativas" para solucionar la crisis, indicó el canciller al recibir a la encargada de negocios de la embajada francesa Claire Anne Raulin.

El embajador francés, Christian Masset, había sido convocado hoy a la cancillería, pero no se encuentra en Roma

"El gobierno italiano considera inaceptables las palabras usadas en las declaraciones públicas emitidas ayer en París, también a nivel gubernamental, sobre el caso de la nave Aquarius", dijo una nota de la cancillería.

Y agregó: El ministro "aclaró que similares declaraciones están comprometiendo las relaciones entre Italia y Francia. Los tonos empleados son injustificables".

Italia se negó a recibir a la nave, que finalmente atracará en un puerto español.

París acusó a Roma de "cinismo e irresponsabilidad" y llegó a definir el comportamiento del gobierno italiano como "vomitivo".

Hoy el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, dijo que "no tenemos nada que aprender de nadie en términos de solidaridad".

"Nuestra historia no merece ser apostrofada en estos términos por exponentes del gobierno francés que espero nos presenten excusas", dijo Salvini en el Senado.

"No quiero que niños sean subidos a un gomón y mueran en el Mediterráneo porque alguien los ilusiona con que en Italia hay trabajo y casa para todos. Estoy harto", indicó.

ANSA